Con el conocimiento de experiencias y uso tecnológico en la siembra de productos alimenticios, concluyó este miércoles en Managua el III Foro Regional de la iniciativa de cooperación entre Corea del Sur y América Latina.

En el evento participaron delegados de Centroamérica, Colombia, Perú, Paraguay y Bolivia, así como representantes de la agencia coreana de cooperación para América Latina KOLFACI.

Durante dos días en Managua durante el foro se evaluaron los avances de los proyectos y experiencias logradas con esta iniciativa de acompañamiento en la agricultura, que consolida una mejor producción y nutrición.

El compañero Miguel Obando, codirector del Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) dijo que en este encuentro se reunieron los países miembros de KOLFACI.

Lo importante es que con esta actividad que llevamos con la KOLFACI discutimos problemáticas comunes de los países miembros, para dar repuestas a las necesidades que tienen los productores del campo agropecuario, aquí se habla de la investigación e innovación”, dijo.

El funcionario calificó como interesante los resultados “que conocimos ayer de los países miembros sobre la forma como se está dando repuestas por ejemplo al tema del riego en el arroz, siempre buscando la productividad y la eficiencia en el uso del agua”.

Precisó que con cambios en el uso del riego también se está dando una salida con respecto al cambio climático y Nicaragua ha venido trabajando en el rubro del arroz, en hortalizas donde se mejora la productividad y calidad y así también mejorar nuestro autoabastecimiento en la producción de alimentos.

Además “tenemos un tema muy importante como es la producción agroecológica y orgánica donde hemos encontrado formas muy prácticas para que los pequeños productores utilicen los conocimientos ancestrales”.

Indicó que Corea está poniendo a disposición todo lo que ellos han venido trabajando  y es importante que pone a disposición sus prácticas, ya que ellos pasaron una situación similar a la nuestra hace cinco décadas.

José Emilio Suadis, director del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal de El Salvador dijo que “este tipo de eventos tiene dos grandes beneficios, el primero es lograr intercambiar entre los países todas las experiencias que cada nación ha estado haciendo en la investigación. Esto nos permite de alguna manera aprender rápidamente y no estar inventando la rueda cuadrada donde se ha desarrollado tecnología”.

Por otra parte señaló que la cooperación coreana permite desarrollar nuevas variedades del frijol que son tolerantes a la sequía y altas temperaturas y de esa forma se va a poder  beneficiar a miles de productores en la región.

Se ha trabajado en el arroz sobre con el ahorro del agua durante el riego en Nicaragua, Costa Rica y El Salvador donde se ha ahorrado un 20 por ciento y esto es tremendo en la agricultura, dijo el funcionario salvadoreño.

Suadis tuvo la oportunidad de conocer laboratorios del INTA donde conoció métodos sobre la mejora en la producción de plátanos o plantas in vitro y uso de tecnologías.