El Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) fue el encargado de realizar el cierre en el IV Festival Azul Darío, con la espectacular presentación de la Escuela Nacional de Ballet y la Orquesta Nacional, que deleitaron a los asistentes con su talento y la recreación de las obras del Padre del Modernismo, Rubén Darío.

La Compañía de Ballet de Nicaragua llevó a escena la obra La Cabeza del Rawí basada en una de las más insignes obras de Darío, siendo musicalizado por el maestro Luis Abrahan Delgadillo.

"Nosotros hemos baletizado esta obra y a través de nuestros movimientos corporales narramos el contenido de la obra. Hoy este tipo de espectáculos es posible gracias al apoyo del gobierno a la cultura. Esta es una obra con la que vamos promoviendo el amor por el arte y por las obras de nuestro gran escritor", expresó Nelson Mena, codirector de la Escuela Nacional de Ballet.

La musicalización de las obras darianas fue ejecutada por la Orquesta Nacional que compartió un poco del trabajo que han venido realizando, a fin de promover la poesía en los nicaragüenses.

"Es un honor para nosotros ser parte de la jornada de clausura de este IV Festival, hoy interpretamos obras de Darío que han sido musicalizadas por nuestros artistas", subrayó Miltón Guillén, miembro de la orquesta.

dario-leon