El Teatro Nacional Rubén Darío fue escenario de una constelación de jóvenes artistas que cantaron a la revolución para un pueblo capitalino que se mantuvo en vigilia en la víspera de la celebración de 40 años del triunfo de la Revolución Sandinista.

Las familias, jóvenes, adultos y miembros de las delegaciones intencionales que acompañan al pueblo, llenaron cada espacio del palacio del arte nicaragüense.

Que vengan a ver lo que es una revolución de paz, como es esta revolución. Es muy importante que hay muchas personas de otros países que han venido y ven el país en paz, está celebrando Nicaragua. Nicaragua está en fiesta”, señaló José Rivas.

tnrd

Con mucho entusiasmo los muchachos y muchachas que fueron participes de la vigilia además de apreciar la manera artística de recibir este hecho histórico, también recordaron el compromiso que adquieren para seguir avanzando en las rutas de prosperidad.

Nosotros queremos seguir el legado revolucionario que nos ha dejado nuestro general de hombres y mujeres libres, general Sandino y el legado que nos dejaron los fundadores del Frente Sandinista, como el comandante Carlos Fonseca, que él dejó una Nicaragua libre”, señaló Oswaldo Collado.

A su vez Marilin Obregón, manifestó la emoción de celebrar el triunfo de la Revolución Popular Sandinista con un acto tan hermoso, lleno de luz e inspiración.

tnrd

Estamos celebrando victorias, estamos celebrando que a un año de que vencimos al golpismo, vencimos y siempre venceremos porque el Frente Sandinista será hoy y mañana y siempre. Como joven el compromiso es seguir luchando para defender nuestra patria y seguir prosperando y creciendo y como pueblo tenemos que estar a la vanguardia en la defensa de la Revolución”, dijo.

La festividad en el Teatro fue solamente una muestra de las cientos de actividades que se replicaron en la capital y todo el país en cada municipio, barrio y comunidad.

tnrd

tnrd