El Ministerio de Salud (Minsa), a través del Instituto de Medicina Natural y Terapias Complementarias continuó este lunes el quinto encuentro del Primer Diplomado de Acupuntura.

En este diplomado se capacitan 112 participantes entre médicos generales, licenciados en enfermería, auxiliares en enfermería, fisiatras, y licenciados en fisioterapia que están a cargo de las clínicas de Medicina Natural y de Abordaje Holístico del Dolor de los 19 Silais que hay en Nicaragua.

Martha Ruiz, coordinadora docente de Investigación del Instituto de Medicina Natural, señaló que el diplomado inicia con el módulo sobre metodología de investigación, culminando por la presentación de un trabajo de defensa.

Es por eso que durante esta semana van a recibir aspectos propios de la metodología, para que ellos puedan elaborar su propio protocolo de la investigación, explicó.

Ruiz mencionó que durante este diplomado, los participantes van a recibir formación en la medicina tradicional china, al igual que realizar un recorrido de los puntos meridianos que atraviesan al cuerpo, a fin de que puedan manipular la energía ayudando a los órganos a fortalecerlos desde su interior.

El diplomado con una carga horaria de mil horas, finaliza en diciembre de este año.

Con la acupuntura se manejan patologías propias del sistema osteomioarticular, como la artritis, la artrosis y otras patologías como la dismenorrea, trastornos hormonales y otros, que llegan a estos consultorios de medicina natural.

Agradecemos al buen Gobierno por darnos la oportunidad de recibir este diplomado de acupuntura, garantizando una mejor atención con calidad y calidez en medicina natural y terapias complementarias a la población”, dijo Fátima Gutiérrez del Silais-Masaya.

Para realizar la acupuntura, el especialista necesita conocimientos muy profundos en anatomía, ya que se debe hacer ubicación exacta de los puntos acupunturales, haciendo uso de agujas especialices que se introducen en puntos específicos del cuerpo, para darle mayor energía a algún órgano interno o quitar el exceso de energía, creando un balance energético en el ser humano.