Con mayoría parlamentaria la Asamblea Nacional aprobó la iniciativa de Ley que declara el 4 de mayo de cada año Día de la de Dignidad Nacional, fecha en la que el general de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, se negó a firmar el Pacto del Espino Negro y se alzó en rebeldía contra la intervención imperialista estadounidense, demostrando su amor y lealtad a la patria.

Durante la sesión diputados de la bancada Frente Sandinista resaltaron la actitud patriótica del general Sandino que fundamenta la Ley.

Es el día de la dignidad para recordar y rememorar ese gesto patriótico de ese hombre libre Augusto C. Sandino, quien muy seguro de sí mismo dijo: ‘yo no firmaré -y les dijo a sus hombres: quedan en libertad de retirarse, pues no entregaré mis armas ni firmaré, porque ello significaría la permanencia de los yanquis de nuestra patria y Nicaragua merece ser libre.’ 29 hombres dieron un paso hacia adelante y se cuadraron ante Sandino así nacía el pequeño ejército loco de la dignidad como lo llamo Gabriela Mistral”, dijo la diputada María Manuela Sacasa.

Agregó que Sandino fue digno al decidir no rendirse porque se estaba firmando un pacto que cercenaba la soberanía de Nicaragua.

La iniciativa de ley fue consultada por varios días en la Comisión de Educación, Cultura, Deportes y Medios de Comunicación con historiadores, académicos e intelectuales que brindaron sus criterios y argumentos sobre por qué aprobar esta ley.

Con la ley se promueve el estudio y el conocimiento del estudiantado, trabajadores y de la población en general acerca de la importancia de los acontecimientos del 4 de mayo de 1927 para la historia actual de Nicaragua, según establece la Ley.