La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, destacó el informe presentado la mañana de este viernes en cancillería, calificándolo el informe de otra semana victoriosa, “porque en Nicaragua está triunfando el amor, la seguridad, el trabajo, la paz y toda esa alegría sana y sencilla que compartimos”, subrayó.

Destacó el hecho que este 30 de mayo de manera particular todo estaba lleno, “cuando digo lleno, es lleno de alegría, lleno de amor, con tanto corazón, dedicado a nuestras madres y nuestras madres volcadas con corazón sobre esa victoria de la paz que representó el día de las madres celebrado con amor, con cariño, con respeto, con reconocimiento a nuestras mamás en este plano o en el otro plano de vida”.

Dijo que los compañeros, coordinados por el canciller de la República, compañero Denis Moncada, ratificaron también todos los compromisos que nuestro gobierno ha asumido ante la patria, ante la familia ante todos los hogares, ante las comunidades de nuestra Nicaragua, de avivar y restaurar lo mejor de todos nosotros y de cada uno.

Nos detallan también todo lo que se está haciendo avanzando en el cumplimiento de esos compromisos que tenemos ante Dios, ante la Patria, ante las familias, ante el pueblo nicaragüense”, añadió.

La vicepresidenta compañera Rosario informó sobre centenares de comisiones de reconciliación y paz que sesionan en todo el país y que continúan sesionando en el marco de la cultura de paz que se aprobó en la Asamblea Nacional.

Y también estamos trabajando para atender a las víctimas de esos meses fatales de terrorismo golpista, meses fatales que quisieron separarnos, que quisieron instalar de manera definitiva el odio, la perversidad en Nicaragua, pero ni pudieron, ni podrán, porque aquí en esta patria sagrada reina Jesús por siempre, eso quiere decir, reina el amor de Jesucristo, el espíritu y la fe cristiana del pueblo nicaragüense que sabemos de fraternidad, que sabemos de familia y que nos protegemos como hermanos y como familias nicaragüenses”.

Hizo énfasis en la parte del informe que detalla sobre el plan de retorno seguro, de reinserción, del encuentro familiar de aquellas personas que salieron y están regresando, acogiéndose a este plan que es parte de nuestro modelo de valores de familia, cultura de familia, de fe, de comunidad”.

También todo lo que hacemos para garantizar que funcione cabalmente el derecho de todos a la democracia, a la seguridad, a la institucionalidad, al trabajo y la paz, al respeto, el respeto al derecho de todos”, expresó.

También dentro del resumen que hacían los compañeros destaca el rechazo, obviamente, a todas las medidas políticas y económicas, unilaterales, ilegales y coercitivas que afecten el derecho del pueblo nicaragüense a vivir y trabajar con programas y proyectos que nos permitan continuar avanzando contra la pobreza.

Agradecimiento a mensajes recibidos este 30 de mayo

La compañera Rosario Murillo agradeció todos los mensajes que recibió y respondió el día de ayer, 30 de mayo, mensajes de esperanza, de confianza en el poder del amor de madre en nuestra Nicaragua, el poder de la familia en nuestra Nicaragua.

Porque somos, y lo decimos todos los días con orgullo y agradecimiento a Dios, como bendición, somos un pueblo de familia, somos un pueblo de fe, somos un pueblo de comunidad y al recibir y responder esos lindos mensajes que ayer estuvimos conociendo, ratificamos a cada una de las personas de los hermanos y hermanas, de las familias que nos escribieron, que para nosotros lo que cuenta es el gran poder de Dios, que nos fortalece todos los días, que nos da energía, que nos da salud, que nos da capacidad de trabajo, fortaleza, que derrama dones sobre toda Nicaragua serenidad, sabiduría, prudencia, paciencia, para ir avanzando en seguridad trabajo y paz, porque eso es lo que todos queremos en Nicaragua, sentirnos cada vez más fuertes en términos espirituales y en una cultura de reconciliación, de justicia de encuentro, de paz, seguridad, trabajo y paz. Gracias a todos y a todas”, dijo.

Agregó que luego el compromiso que todos tenemos de ir adelante en seguridad, en alegría, en trabajo, en agradecimiento a Dios por el milagro de la paz.

La compañera Rosario Murillo finalmente dio lectura al Salmo 117

Alabemos a Jehová, naciones todas;
Pueblos todos, alabadle.

Porque ha engrandecido sobre nosotros su misericordia,
Y la fidelidad de Jehová es para siempre.
Aleluya.