Los hijos de Bismarck Martínez profundamente conmovidos por la aparición de los restos de su padre, agradecieron al pueblo nicaragüense por las infinitas muestras de cariño, de amor, solidaridad y acompañamiento que han brindado a la familia en estos momentos de dolor, al conocer de los posibles restos del destacado militante sandinista que se encontraba desaparecido desde junio del 2018.

A espera de los resultados de los análisis de ADN que se practican a los restos encontrados en las cercanías del colegio San José en Jinotepe, sus hijos y su nieto José Daniel Martínez recordaron el ejemplo de mística y de revolucionario sandinista que les heredó el compañero Bismarck Martínez.

Queremos agradecerles el apoyo de todos y sabemos que tenemos un protocolo que esperar, especialmente a los especialistas que nos den el resultado de ADN por el estado en que estaba (la osamenta). Si hemos reconocido pertenencias de él y esperamos y agradecemos al pueblo que siempre ha estado de la mano de nosotros y que junto a ellos hemos logrado encontrar, dijo Mirlen Martínez, hija de Bismarck.

Conocer el paradero del compañero Martínez ha sido largo, especialmente difícil para la militancia sandinista y para su familia, que nunca perdió la esperanza de encontrar sus restos y así poder darle cristiana sepultura.

Encontrarlo es lo que pedíamos y clamábamos a Dios, hoy podemos llevarlo a un lugar donde podamos saber que ahí está. Mi padre debe ser recordado con gran amor revolucionario, con esa mística revolucionaria, como un hombre que siempre trabajó por su nación, por la paz y por cada una de las victorias logradas por el pueblo, dijo Mirlen.

En tanto Bismarck Martínez hijo manifestó que los últimos 11 meses han sido dolorosos por no tener certeza del paradero de su padre, pero ahora que se ha encontrado sus restos podremos darle cristiana sepultura.

Ya podremos llevarlo a un lugar donde podamos honrar sus restos, donde podamos visitarlo. Me siento muy conmovido por la situación que está pasando ahorita, pero agradecemos mucho al pueblo, al Gobierno, a la familia sandinista que siempre ha estado pendiente, señaló Bismarck.

El adolescente José Daniel Martínez, nieto de Bismarck no pudo evitar las lágrimas al recordar a su abuelo, al hombre que le inculcó y le enseñó la verdadera esencia del revolucionario y del militante sandinista, que trabajó incansablemente a favor de los derechos del pueblo.

Es muy triste la pérdida de mi abuelo, pero siempre va a estar en mi corazón, siempre fue ejemplar, me enseñó los valores de cómo ser un revolucionario, siempre lo tendré en mi corazón. Siempre lo recordaré con esos valores revolucionarios que con ejemplos me enseñó y nunca dejar de ser un militante sandinista y a los jóvenes, a los niños les digo que debemos seguir adelante, porque estos golpistas nos dejaron nuestros corazones, pero nunca se va a volver a repetir lo que pasó el año pasado, dijo José Daniel.

A la casa de Bismarck llegaban amigos, compañeros de trabajo de la Alcaldía de Managua y militantes históricos del FSLN, que conocieron a Bismarck y dan fe del gran revolucionario que era y de la preocupación por trabajar por los pobres.

Los militantes del Frente Sandinista de la Colonia Centroamérica, los militantes sandinistas de Nicaragua, los que están dentro y los que está afuera, queremos decir que estamos dolidos, que a pesar de las barbaridades y sufrimiento que hicieron pasar a nuestro compañero y hermano Bismarck Martínez el FSLN con su gobierno seguiremos forjando la senda de la paz, seguiremos platicando con nuestros adversarios a pesar que siguen en la misma lógica de seguir haciendo sufrir a nuestro pueblo, expresó Ricardo González, amigo del héroe sandinista.

Y mientras se multiplican las muestras de cariño, de apoyo y solidaridad del pueblo nicaragüense, la familia de Bismarck Martínez se mantiene firme con el FSLN, esperando los resultados del análisis de las pruebas de ADN.