La Policía Nacional a través del Comisionado General Luis Pérez Olivas, Jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, brindó detalles de la ocupación de cuatro armas de guerra entre ellas un fusil Ak, un cargador y diez proyectiles, un fusil Fal y dos cargadores, un fusil Garand y una sub ametralladora Uzi, dos cargadores y 64 proyectiles.

El pasado lunes 27 de mayo de 2019, en horas de la tarde la institución realizó una inspección en bodegas ubicadas en el sector de la iglesia el Calvario en el Mercado Oriental, propiedad de Alejandro Tünnermann Pereira, encontrando en la parte del cielo falso de la segunda planta del local cuatro armas de guerra de uso restringido”, detalló.

Como prueba de la investigación está la testifical del Víctor Wilfredo Núñez, administrador de la bodega, donde se encontraron las armas quien manifestó que trabaja en ese sitio desde el año 2003 donde realiza controles contables y administrativos.

En los primeros días del mes de septiembre de 2018 don Alejandro llegó a su oficina portando cuatro armas que iban cubiertas con plástico negro se subió a la parte superior de un baño y quitó el cielo falso procediendo a ubicar las armas en ese sitio, luego me informó que las armas eran de cacería, el 27 de mayo de 2019, la Policía Nacional realizó una revisión en la agencia y yo les ubique el lugar donde estaban los cuatro artefactos dejados por Alejandro”, dijo.

Una vez que las armas fueron retiradas del cielo falso y puestas frente a mí, observé que las cuatro armas no eran de cacería, sino que eran armas de guerra, tres días después que Alejandro dejó las armas se fue del país y tuve conocimiento que las armas fueron utilizadas para los tranques”, añadió.

A la fecha, Alejandro Tünnermann se encuentra prófugo de la justicia, sin embargo, ya se le ha iniciado un proceso investigativo para su debido enjuiciamiento por el delito cometido.

policia-nota

policia-nota