La cancillería de Nicaragua entregó la orden José de Marcoleta en el grado de Gran Cruz al Señor Carlos Antonio Acsencio Jirón, embajador extraordinario y plenipotenciario de la República de El Salvador.

El ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada Colindes, expresó que esta orden entregada en nombre del presidente Daniel Ortega y de la vicepresidenta Rosario Murillo y del pueblo de Nicaragua es un merecido reconocimiento a su destaca labor diplomática.

Durante su excelente gestión ha contribuido al fortalecimiento de los lazos de amistad y cooperación existentes entre nuestros dos pueblos y gobiernos. Ambos países seguimos unidos por lazos de fraternidad y por estrechos vínculos económicos y comerciales a través de los mismos valores y principios que rigen el derecho internacional y las relaciones de respeto e igualdad soberana”, expresó el canciller Moncada.

cancilleria

Asimismo, agradeció las gestiones que realizó el embajador Carlos Ascencio ante la fuerza aérea del El Salvador para proporcionar apoyo en las operaciones de control del incendio en la reserva Indio Maíz.

Reconocemos su destacada labor para concretar el funcionamiento del plan maestro de proyectos de inversión y desarrollo económico y social de carácter trinacional para el golfo de Fonseca”, mencionó el ministro de Relaciones Exteriores.

Igualmente resaltó la labor del embajador para destacar a través de actividades la santidad de Monseñor Arnulfo Romero.

Por su parte, el excelentísimo embajador de El Salvador en Nicaragua, Carlos Ascencio, manifestó su emoción al recibir la distinción, además, refirió que al terminar su misión diplomática se retira con la satisfacción de haber trabajado en el fortalecimiento de las relaciones existentes.

cancilleria

A inicios de mi gestión hacía referencia al resultado de un esfuerzo sistemático a lo largo de la historia en el que El Salvador ha contribuido a un presente dinámico de hermandad y excelente relación política, económica, comercial y de cooperación”.

También detalló que con las relaciones entre Nicaragua y El Salvador se han visto beneficiados miles de salvadoreños.

Con las gestiones realizadas ante las autoridades nicaragüenses se logró la exoneración de compatriotas, respecto a la situación migratoria hasta el 2018 se regularizaron 2 mil 38 personas junto con su grupo familiar, de estas 1 mil 145 corresponden a temporales y el resto residentes permanentes, por ello, reiteramos nuestro agradecimiento al presidente Daniel Ortega y a la vicepresidenta Rosario Murillo”, apuntó.

El Salvador hasta el 2018 importó 430 millones 853 mil 219 dólares, siendo carne y lácteos los productos con mayor compra.

Finalmente resaltó la incesante lucha por la paz de los nicaragüenses.

cancilleria