El compañero Edward Centeno, ministro de Agricultura estuvo en la Revista en Vivo con el periodista Alberto Mora con quien habló sobre el comportamiento de ciclo productivo 2018-2019 y los pronósticos para la cosecha de primera del ciclo 2019-2020.

En este sentido explicó que el ciclo 2018 -2019 prácticamente cerró y se tiene el balance y los resultados de este ciclo “y podemos decir que fueron muy buenos, y es fácilmente comprobable, viendo los mercados completamente abastecidos de todos los productos que están dentro del plan nacional de producción y que son los que tradicionalmente las familias nicaragüenses consumen”.

Se refirió al caso específico de los frijoles, a tal punto que las exportaciones se incrementaron el año pasado y este año llevan un buen ritmo. Dijo que se tuvo una producción de apante excelente, con resultados que han permitido tener bien abastecidos para el consumo nacional y avanzar en el tema de las exportaciones.

En el caso del café, señaló que los registros que tienen en beneficio seco es de más 3.2 millones de quintales, con un incremento en relación al año pasado “y todavía estamos en proceso de ajustar los números conforme a lo que está registrado en los acopios”, subrayó.

Dijo que los datos anteriores existen a pesar de algunas voces, que tienen una enorme responsabilidad en algunos rubros en los que no se logró alcanzar la meta.

Puso como ejemplo la producción de carne y acopio de leche, “que eso tiene nombre y apellido de quienes son los responsables, y los tres meses que promovieron, financiaron, alentaron y justificaron los tranques de la muerte, tienen nombre y apellido, quienes son los responsables y quienes son, como consecuencia de ello afectaron ¿A quién? Al productor. Y la economía nacional”.

A pesar de eso, y a pesar de ellos la producción en todos los rubros mantuvo un ritmo muy bueno. La producción de huevos creció un 10 por ciento. En el caso de la carne se llegó a la meta establecida que garantiza el abastecimiento. La producción de arroz fue excelente, donde se obtuvo muy buenos rendimientos en el arroz de riego”, agregó.

Dijo que siempre se mantuvo que la producción de azúcar sería buena, ya prácticamente se alcanzó 17.2 millones de quintales.

Resaltó el trabajo de los productores nicaragüenses que muestran optimismo fe y esperanza.

Dijo que la mayoría de los nicaragüenses tenemos vínculos y origen con el campo y ese vínculo, ese arraigo y hace de ese mayo tradicional, un mes que todo el mundo lo espera con mucha esperanza, optimismo y fe, el inicio de un proceso de bienestar y prosperidad.