El canciller de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, que encabeza la delegación de Gobierno en la Mesa de Negociación expresó a la salida de una nueva reunión sostenida este viernes, que han solicitado a los otros un pronunciamiento de levantar las medidas unilaterales impuestas contra el país y no contra personas en específico.

Al respecto, dijo que han insistido en la suspensión de estas medidas que son unilaterales e ilegales, que han llamado sanciones.

Hemos hecho hincapié con la otra delegación y también esclarecemos a ustedes que el interés del Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional no es suspender las medidas unilaterales y sanciones que tienen que ver con personas específicas, con funcionarios de Gobierno, sanciones personales, aclaró.

Violación al derecho internacional

Asimismo, afirmó que existe interés en que se suspendan la Nica Act y las medidas unilaterales que afectan a todo el pueblo nicaragüense y que afectan amplios sectores productivos de nuestro país de diferentes tipos, colores políticos e ideológicos, incluyendo pequeños, medianos y grandes productores, sobre todo, exportadores también en las aéreas alimenticias, en productos alimenticios, que con las medidas y la sanciones se han visto afectados de una forma muy sensible, explicó.

En ese sentido señaló que es un tema que debe ser asumido y consensuado en la mesa de negociación por ambas partes.

Moncada afirmó que las medidas unilaterales violentan el derecho internacional, particularmente normas y reglamentos de la Organización Mundial de Comercio.

Piden asumir actitud patriótica

El canciller aseguró que piden a los otros asumir una actitud patriótica, o como mínimo, de Responsabilidad Social Empresarial precisamente apoyando y consensuando la medida que es necesario tomar”.

Por tal motivo, dijo que han propuesto para la próxima semana presentar una propuesta fundamentada y documentada, para seguir discutiendo y procurando consenso respecto a la medida de suspensión.

El representante de Gobierno aseguró que la delegación de Gobierno ha venido cumpliendo con la voluntad de continuar avanzando.

La Alianza por lo menos está obligada por una obligación patriótica, por una obligación de responsabilidad social empresarial, por una responsabilidad con el pueblo nicaragüense, por una responsabilidad con amplios sectores productivos y exportadores de productos alimentarios en este país, de censurar precisamente esa medida y decirle a la comunidad internacional: es necesario suspender, es necesario ya no producir este tipo de sanciones que afectan la economía, la producción, la vida cotidiana de miles y miles de nicaragüenses, de miles y miles de productores, de miles y miles de exportadores que se han visto afectados realmente en este país, refirió.

Aseguró que si hay claridad de que la medida afecta y se necesita tomar acción patriótica de hacer gestiones para superar las medidas que afectan a todas las personas del país, este sector se convierte en cómplice y encubridor.

No usar como medida de presión

Pidió además evitar tomar estas medidas unilaterales como una forma de sustitución de los tranques instalados en todo el país el año pasado.

“Si ustedes quieren utilizar como un mecanismo de presión y como una argucia y como un elemento realmente lamentable y detestable, utilizar la sanción como una forma de presión y como una sustitución de los tranques del año pasado, definitivamente el pueblo nicaragüense no puede admitir, no puede aceptar este tipo de medidas y las rechaza”, dijo.

Las sesiones de trabajo serán retomadas nuevamente el lunes en las instalaciones del Incae.

CONSULTE EN EL SIGUIENTE ENLACE LAS PALABRAS DEL CANCILLER