La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, lamentó el fallecimiento del compañero Rosario Hernández Sosa, de Rancho Grande, Matagalpa, que falleció el domingo a los 76 años.

“Se integró al FSLN en 1962 en la columna Pablo Úbeda. Él organizó colaboradores, escuelas políticas en El Carmen, El Tabaco, San Ramón y Pancasán, organizó sindicatos con Bernardino Díaz Ochoa, participó en la guerrilla con Enrique Lorente, Filemón Rivera, José Benito Escobar”, recordó la compañera Rosario Murillo.

La vicepresidenta, dijo que después del triunfo de la Revolución Hernández Sosa pasó a integrar las filas de los combatientes del Ministerio del Interior.

“Sus padres fueron asesinados por la genocida guardia nacional, Marco Hernández López y Antonia Sosa Aguilar. Rosario era el sobrino de Amanda Aguilar, primo de Inés Hernández y Jacinto Hernández, leyendas de la lucha sandinista de liberación en nuestro país”, comentó.

Luego de transmitir su solidaridad con la familia, dijo que el compañero Rosario Hernández Sosa “nos deja su consecuencia, su ejemplo, nos deja esa vida entera dedicada en amor a Nicaragua al pueblo nicaragüense y su causa justa”.