Del 17 al 24 de marzo el Ministerio de Salud (Minsa) realizó diferentes acciones médicas a nivel nacional para el bienestar de las familias nicaragüenses.

Más de 300 cirugías generales, pediátricas, ginecológicas, ortopédicas y de otras especialidades fueron realizadas en 30 jornadas quirúrgicas y en 138 jornadas de ultrasonidos, en las que se atendieron a 4 mil 213 personas.

El doctor Enrique Beteta, viceministro de salud dijo que en consultas ambulatorias se atendió a 351 mil 693 nicaragüenses en unidades de salud, en los hospitales a 8 mil 339 pacientes, a 4 mil 435 se les practicó cirugía, 13 mil 669 atenciones odontológicas, 4 mil 575 atenciones de medicina natural y terapias complementarias.

"También realizamos 372 mil 531 examen de laboratorio y 20 mil 320 ultrasonidos. Se tomaron 15 mil 729 exámenes de Papanicolaou para detectar el cáncer cervicouterino", informó Beteta.

Además, se realizaron 7 mil 819 pruebas de VIH, 1 mil 20 encuentros educativos en casas maternas y casas para personas con necesidades especiales y junto con la red comunitaria se hizo 48 mil 175 visitas.

En este mismo periodo se hicieron 452 ferias, llevando la salud a 903 comunidades con la participación de 54 clínicas móviles, atendiendo a 60 mil 781 personas, 44 mil 614 consultas médicas, de ellas 2 mil 766 por especialistas; 6 mil 549 atenciones odontológicas, 2 mil 77 de medicina natural, 7 mil 33 ultrasonidos, 4 mil 324 pap, 3 mil 10 pruebas de VIH, 197 electrocardiogramas y 11 mil 334 charlas educativas.

Recomendaciones para el verano

La doctora Luz María Lozano, directora de salud ambiental del Minsa, también brindó algunas recomendaciones que deben tomarse en cuenta en este verano como asegurar bien la casa antes de salir; si es en vehículo, revisar que esté en buenas condiciones y que quien conduzca no tome.

Asimismo, preparar bien la alimentación que se lleve: si son enlatados, ver fecha de caducidad y que el envase esté en buenas condiciones.

“Igualmente, recordar, que estamos en una época de verano con temperaturas elevadas y tenemos deshidrataciones si no consumimos abundante agua. Es recomendable llevar agua limpia, segura o clorada para evitar intoxicaciones”, dijo la doctora Lozano.

Es necesario consumir frutas y tomar los medicamentos principalmente quienes no pueden dejar de consumirlos.

Lozano recomienda estar pendiente de los niños en la playa o la piscina y evitar el ingreso al agua inmediatamente después de haber comido. Además, lavarse las manos constantemente y depositar la basura en bolsas o recipientes y no dejarla tirada.