El titular del ministerio de Medio Ambiente de Mozambique, Celso Correia, informó entonces el paso del ciclón Idai que azotó Mozambique, Zimbabue y Malaui, unas 3.000 personas han sido rescatadas, pero aún otras 15.000 están a la espera del arribo de los cuerpos de emergencia.

"Mientras tanto el apoyo inmediato para salvar vidas es la necesidad más urgente, el impacto de este ciclón es seguir siendo intenso en las próximas semanas y meses" , también el director del Comité Internacional del Rescate de Zimbabue (ICR), Paolo Cernuschi.

De acuerdo con la información del Gobierno de Mozambique van hasta el momento 375 fallidos y medio millón desplazados en toda la región afectada.

"El balance actual de la situación en Mozambique escalofriante. Miles de niños y niñas viven en áreas completamente anegadas. En muchos lugares, ni los techos ni las copas de los árboles son visibles. En otras áreas, las personas se encuentran aferran a los techos esperando "Es desesperadamente ser rescatadas" , destacando el coordinador de la respuesta de Save the Children en Mozambique, Machiel Pouw.

Según datos de medios locales, en las labores de rescate han intervenido 120 especialistas, técnicos y expertos- 11 helicópteros, dos aviones, 15 barcos, dos buques, ocho camiones y unos 30 teléfonos móviles satelitales, para dar con el paradero de las víctimas y damnificados.

El Instituto Nacional de Gestión de Calamidades (INGC) y las Fuerzas Armadas de Defensa de Mozambique iniciar el protocolo de distribución de alimentos y otros con el apoyo del contingente de rescate y salvamento presente en el país africano.

El ciclón Idai llegó a la tierra en la región de Beira, capital de la provincia Sofala, Mozambique, el pasado jueves 20 de marzo, causando incalculables materiales destrozos.