El compañero Luis Alvarado, embajador de Nicaragua ante la OEA, participó en la Sesión Ordinaria del Consejo Permanente, el pasado 6 de marzo relativa al Día Internacional de la Mujer.

Durante su intervención el embajador destacó el esfuerzo continuo y la voluntad política del gobierno de Nicaragua para la protección y promoción de los derechos de la mujer en Nicaragua, así como los grandes avances en equidad y restitución de derechos, lo que ha sido reconocido por diversas organizaciones a nivel internacional.

A continuación intervención del Embajdor Luis Alvarado:

INTERVENCIÓN DEL EMBAJADOR LUIS ALVARADO EN LA SESIÓN ORDINARIA DEL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS DEL 6 DE MARZO DE 2019

Señor Presidente

1.- La Delegación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de la República de Nicaragua, se une a la conmemoración este próximo 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer. Esta es una fecha para reflexionar y compartir los logros y avances alcanzados por la mujer en su lucha por la igualdad económica, social y cultural, y su derecho a participar y tener presencia en los órganos políticos, legislativos, y cargos de dirección en cada uno de sus países.

2.- Asimismo esta celebración nos permite identificar y compartir los desafíos aún pendientes, como el obtener la igualdad salarial, la eliminación del maltrato a mujeres y niñas, el hacerle frente al flagelo de la violencia intrafamiliar, de Género, los Femicidios, la intolerancia, la discriminación racial y la exclusión social, a la que se ven sometidas al pertenecer a los grupos más vulnerables como lo son, los pueblos y naciones indígenas y los grupos afrodescendientes.

3.- Aprovechamos la ocasión para extender un cordial saludo a las distinguidas Embajadoras y Representantes Alternas ante esta Organización y al personal de la Organización de los Estados Americanos. Agradecemos a la Ombusperson de la Organización, Sra. Neida Pérez, por la presentación realizada sobre la Mujer en la OEA.

4.- Señor Presidente. La protección y promoción de los derechos de la mujer en Nicaragua, ha sido posible gracias al esfuerzo continuo y a la voluntad política del GRUN que preside el Presidente de la República Comandante Daniel Ortega y la Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, esfuerzos encaminados a lograr la erradicación de la violencia contra la mujer, tal a como lo contempla la Constitución de la República y la Convención de Belém Do Pará, y a la promoción de un cultura de paz y de tolerancia.

5.- Marzo es un mes especial para los nicaragüenses, pues nos hace recordar el papel decisivo y protagónico de la mujer en el quehacer de la vida nacional, su capacidad de liderazgo en la toma de decisiones y su contribución efectiva a la paz, al desarrollo de la nación, a la reconciliación y la convivencia armónica entre los nicaragüenses, para enfrentar los retos y desafíos aún existentes en nuestro país.

6.- Los esfuerzos del Gobierno de Nicaragua, están dirigidos a garantizar y promover la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, por lo que se han venido adoptando acciones y estrategias así como políticas públicas, e instrumentos jurídicos, que permitan la disminución de la brecha de desigualdad entre mujeres y hombres, además de promover una nueva cultura ciudadana y el fortalecimiento de las relaciones familiares.

7.- La política de género del Gobierno nicaragüense establece que la igualdad de género entre hombres y mujeres, además de ser un derecho humano, es una necesidad estratégica, para la profundización de la democracia representativa y participativa para la construcción de una sociedad cada vez más justa y desarrollada socioeconómicamente y culturalmente, respetuosa del medio ambiente, y de la preservación de sus recursos naturales a través del uso de Tecnologías y Técnicas que han contribuido al desarrollo de una producción más amistosa con los derechos de la Madre Tierra.

8.- Lo anterior nos ha permitido ir superando día a día los rezagos, a como ha dicho la Vicepresidenta de la República, Rosario Murillo, para promover en todas las formas posibles el respeto a la dignidad de las mujeres, desde la Escuela, los Centros Técnicos y Tecnológicos, a través de los Programas de Salud y en particular aquellos que promueven Vida y Optimismo, en la fortaleza reconocida de las mujeres nicaragüenses.

9.- Es por ello que las mujeres nicaragüenses han tenido grandes avances en equidad, restitución de derechos y con las capacidades desplegadas para hacer de Nicaragua un país mejor, lo que ha sido reconocido por diversas organizaciones a nivel internacional.

10.- Desde la ratificación por parte de Nicaragua de las Convenciones de Belén do Para, así como la aprobación de la Ley de igualdad de oportunidades, la “Ley 779” y las reformas a la Constitución Política que procura la igualdad de género, se ha iniciado una marcha sin retorno para empoderar a la mujer nicaragüense, redefinir, el concepto de igualdad, una igualdad que permea no solo las estructuras institucionales, sino también la familia y la sociedad.

11.- Nicaragua es hoy un País que sigue figurando en el quinto lugar en el mundo en cuanto a Equidad de Género, hemos logrado importantes avances en el campo institucional, y en el derecho a participar en condición de igualdad, en todas las listas electorales, estas son parte de las metas trazadas y cumplidas por el Gobierno de Nicaragua, con el objetivo de que las mujeres alcancen cada vez más y mejores puestos de trabajo, así como una amplia apertura para el ejercicio de la función pública y los cargos de elección política. Las Mujeres con su voz, y su voto se hacen sentir, porque en Nicaragua, ellas eligen y son electas, como protagonistas plenas de la democracia existente en nuestro país.

12.- Sabemos que superar realidades, todavía estancadas en identidades machistas, básicas, rudimentarias y ofensivas, es tarea urgente y pendiente, de todos los países de la región, por lo que debemos de aunar esfuerzos en esta dirección hasta lograr un cambio de paradigma por lo que invitamos a los Estados, a que continuemos dándole prioridad a esta problemática. A nosotros nos distingue el reconocimiento de lo avanzado, como orgulloso patrimonio, pero, a la vez, la claridad de visión sobre los desafíos pendientes.

13.- En ese campo, de derechos y exigencia legítima de las Mujeres a relaciones entre iguales, se reconoce lo que falta para que la Equidad Institucional, Electoral y Democrática alcanzada, se exprese también en la Vida, la Pareja, la Familia y la Comunidad.

14.- Nicaragua rechaza toda forma de violencia en contra de las mujeres, la misma puede ser prevenida a través de la puesta en práctica de políticas públicas, acciones legislativas y la promoción de una cultura de paz, de respeto de reconciliación y armonía de la familia, en la que los hombres y los niños también se beneficiarán de la igualdad de género.

15.- Al abordar el tema de la violencia contra las mujeres observamos que se trata de un problema mundial, frente al cual el Gobierno de Nicaragua se encuentra realmente comprometido a frenar la violencia de género en contra de las mujeres como tarea prioritaria, constituyendo un eje transversal de las políticas públicas del Gobierno nicaragüense, que lo ha llevado a tomar diferentes acciones en el ámbito legislativo como la creación de la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres y de Reformas a la Ley 641, del Código Penal, tendientes a abordar de manera integral esta problemática, a la par de las acciones policiales encaminadas a detener, procesar y sancionar a los autores de este delito. La policía, ha incluido un componente para fortalecer la comisaría de la mujer, para acercar el servicio a las víctimas en las zonas donde viven.

16.- Se trata de una tarea ardua y compleja pero no imposible, su solución debe de ser integral y esta pasa por un proceso educativo, por un cambio de mentalidad en los hombres, por la puesta en práctica de acciones preventivas y el establecimiento de marcos jurídicos regulatorios, así como la acción del Poder Judicial y Policial para la efectiva aplicación de la Ley, esta es una tarea en la que nos encontramos avocados para enfrentar de manera firme e integral esta problemática.

17.- En la Constitución Política de la República de Nicaragua se establece en su artículo 27, que todas las personas son iguales ante la ley y tienen derecho a igual protección. No habrá discriminación por motivos de nacimiento, nacionalidad, credo político, raza, sexo, idioma, religión, opinión, origen, posición económica o condición social.

18.- El Gobierno ha venido trabajando en diseñar y reforzar, el proceso de mejoramiento de las leyes, penales, legales e investigativos, servicios sociales y salud. Ley 150, ley 250, se adoptaron cuando se tuvo un nuevo Código Penal, así como la Ley de igualdad de derechos y oportunidades.

19.- Encontramos en el Capítulo III, artículo 111 del Código Penal las Medidas de Protección de Urgencia para la víctima de violencia intrafamiliar o domestica hasta el cuarto grado de consanguinidad en la que se ordena el abandono inmediato del hogar del imputado acusado y, se toma en cuenta la voluntad de la víctima para reintegrarla al hogar del que fue sacada con violencia; se prohíbe y restringe la presencia de la persona denunciada y se garantiza a la persona ofendida la atención médica, sicológica o psiquiátrica en caso de que sea necesaria.

20.- De otra parte se han creado las comisarías de la mujer, programas para atender a las víctimas. Uno de los logros más importantes es la mejora en el acceso a la justicia de las mujeres víctimas de violencia. El sistema acusatorio simplificó el proceso, oralidad, el contradictorio, la concentración, la victima puede ser testigo del juicio.

21.- Así mismo contamos con avances en la prevención y sanción de la violencia contra la mujer con la aprobación de Ley 779 y su Reglamento, y que se cuenta con la Política del Estado de Protección a la Familia, Mujeres, niñas, niños y adolescentes, la cual tiene entre sus estrategias la promoción, protección y restitución de los derechos humanos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, garantizándoles una vida libre de violencia.

22.- En concordancia con esta Política del Estado, el Poder Judicial ha desarrollado varias acciones que incluyen la aplicación de Normas Técnicas para valoración médico-legal integral de la violencia contra la mujer, intrafamiliar y sexual, de igual manera contamos con normativas para la selección y asignación por concurso de 18 jueces y juezas de justicia especializada y la creación de una sala penal especializada en Managua.

23.- Hay campañas de divulgación, promoción e información orientadas a informar a las personas usuarias, en particular a las mujeres, sobre sus derechos, como pueden acceder y cómo se tutelan en el sistema de justicia. La información y la divulgación permiten la concientización colectiva a hombres y mujeres sobre la necesidad de promover la igualdad de género. Contamos así con un engranaje de diversas Instituciones, desde el que se aborda la prevención, la atención médica, el cuidado de la mujer, sobre todo cuando han sido víctimas de violencia en cualquiera de sus manifestaciones.

24.- Gracias a la articulación de las Instituciones del Gobierno de Nicaragua, una vez detectada la violencia se hacen las coordinaciones necesarias para dar el seguimiento a través del Ministerio de la Familia y la Policía Nacional. Además existe una política de atención psicológica a la mujer, por medio de la cual se busca que las víctimas puedan superar estas situaciones, aprendiendo a quererse y valorarse nuevamente a fin de que sientan y sepan que no están solas y que tiene diferentes instancias donde ellas puedan sentirse acompañadas, para recuperar su salud en primer lugar, física, psicológica así como el acompañamiento para fortalecer la comunicación.

25.- Se cuenta con Oficinas Especializadas de Investigación en delitos de género en los Departamentos, donde se brinda un servicio especializado a las y los usuarios, se les brinda atención de calidad y calidez por parte del personal ayudando así cuando se presentan situaciones de violencia contra las mujeres.

26.- Con estas oficinas se pretende informar a la población respecto a la vigencia de la Ley 779 y por lo tanto se puede seguir haciendo denuncias de situaciones de violencia psicológica, física y sexual que se cometen en estas comunidades, además se procura garantizar el cuidado en salud a las mujeres que son víctimas, con el fin de una pronta integración a espacios sociales y a iniciativas económicas.

27.- La creación de estas nuevas oficinas es un proceso de protagonismo y de la participación efectiva de toda la población, que viene a contribuir a la reducción de los índices de violencia intrafamiliar y a fortalecer los derechos de las mujeres que apoyan el desarrollo económico del país.

28.- A como decía la Dra. Phumzile Mlambo-Ngucka Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. Ahora es el momento de poner fin a todas las formas de desigualdad de género. La cultura de la pobreza, el abuso y la explotación por razones de género debe terminar y dar paso a una nueva generación de igualdad que perdure para todas las mujeres y niñas, sin importar dónde ni cómo vivan.

29.- Nicaragua continuara protegiendo los derechos de la mujer, y coadyuvando al mejoramiento de su situación jurídica, política, social, económica cultural y social y su derecho a vivir en paz, en seguridad, libre de violencia intrafamiliar, ampliando así su rol protagónico en la sociedad nicaragüense.

Muchas Gracias Señor Presidente.