El presidente de la Asociación de Transportistas Nicaragüenses (ATN), Marvin Altamirano, se pronunció ante los medios de comunicación con relación al paro que realizó un grupo de transportistas panameños en una de sus fronteras y un comunicado emitido por el gobierno de turno en el que se prohíbe el levantamiento de carga por parte de transportistas nicaragüenses en ese país.

Altamirano refirió que desde el año 2002 existe una resolución según la que el trasporte de carga panameño no puede cargar en Nicaragua y viceversa, los transportistas de Nicaragua no pueden hacerlo en el vecino país, lo cual aparentemente no era del conocimiento de los transportistas panameños.

“Aunque no existía una resolución escrita por Panamá, ya había un acuerdo de no levantamiento de carga en ese país desde hace 15 años. Nicaragua emitió una resolución desde septiembre de 2002 en la que se refleja que los panameños no pueden cargar en nuestro país, ni nosotros en el de ellos”, explicó.

El presidente de ATN enfatizó que los transportistas nicaragüenses desde hace muchos años han cumplido con la normativa, razón por la que no hay mayor afectación con el paro realizado en Panamá.