La clínica móvil del Ministerio de Salud (Minsa) se trasladó hacia la Colonia Maestro Gabriel, ubicada en el distrito IV, donde el personal médico y de enfermería brindó atención a las familias del sector, a quienes se les practicó chequeos generales y exámenes de ultrasonidos, mamografías, Papanicolaou y atención odontológica.

La iniciativa, que se ha extendido a lo largo y ancho del país, permite a los protagonistas contar con una atención esmerada, además de recibir el tratamiento adecuado para sus padecimientos, generando así satisfacción entre los pacientes.

“Todos los que venimos a las clínicas recibimos grandes beneficios, en mi caso me van a practicar un chequeo dental, con el cual me estoy ahorrando mucho dinero, en una clínica privada una extracción cuesta alrededor de 20 dólares y aquí no pago nada. Gracias al proyecto revolucionario tenemos salud gratis”, destacó Jairo Cabrera.

“Padezco de mucho dolor en los huesos y cada vez que vienen las clínicas móviles aprovecho a pasar consulta, no pago y me dan mis medicinas. Solo el mal agradecido no valora este apoyo tan bueno que nos da el presidente”, expresó Sara Rivera.

Por su parte, la doctora Yadira Aguilar destacó que en promedio atienden a diario entre 150 y 200 pacientes, los que muchas veces son transferidos a las unidades de salud para brindarles seguimiento a su condición médica.

“Cada vez estamos más cerca de las familias, atendiendo en las diferentes especialidades y promoviendo a su vez la medicina alternativa. Hemos tenido mucha acogida en los barrios, la gente acude a las consultas y eso nos favorece porque en el caso de las mujeres prevenimos enfermedades cérvico-uterinas, así como el cáncer de mama”, subrayó.