Para el pastor Guillermo José Soto Sotomayor de la Iglesia Vida Visible, el 14 de febrero, fecha en que se celebra el Día del Amor y la Amistad, debe ser una referencia para cultivar el amor todos los días a como lo dicta la palabra de Dios.

“La Biblia manda que en todo tiempo se debe estar cultivando el amor al prójimo, a la pareja y los amigos, recordando que en todo tiempo se debe amar”, expresó.

Afirmó que “es excelente que, en esta fecha, muchos dueños de establecimientos, tienen oportunidades para vender sus productos, como chocolates o rosas; pero recordemos que más que una salida o un regalo, el amor también es comprensión, cariño, y respeto”.

Como cristianos, dijo que el llamado es a la reflexión y promover amor, para cambiar el mundo.

“El amor puro es el que se da el uno para el otro, y para eso debemos buscar esa comunión con Cristo, si lo amamos a él primero, vamos amar a nuestra pareja y familia”, expresó.

El pastor, señaló que en I de Corintio: 13, expresa que el amor todo lo soporta, es puro, no es vanaglorioso.

Aprovechó para recordar a los futuros novios o parejas, que deben tratar a la esposa como vaso más frágil, porque son la coheredera de la gracia de Dios.

Dios es amor

Sotomayor aprovechó para destacar que Dios siempre está, estuvo y estará con Nicaragua a través del amor, de la reconciliación entre vecinos y familiares.

“Nosotros reconocemos el trabajo del Buen Gobierno y del Presidente Daniel Ortega y su esposa la Vicepresidenta Rosario Murillo, quienes promueven en sus mensajes el amor, la reconciliación para unir a las familias”, dijo.

Manifestó que ese amor al pueblo, se refleja en los nuevos proyectos, en la recreación, demostrando que es un gobierno lleno de amor a los ciudadanos.

Por otra parte, apuntó que, en el trabajo pastoral, siempre se da asesoría a las parejas que se van a casar, para que cultiven el amor siempre, “ya que, si nosotros estamos regando esa plantita siempre, dará fruto”.

Al finalizar, dijo también se debe celebrar el amor que Dios tiene por cada uno de nosotros.

“Nos dice en Romanos 5:8 que, Dios mostró su amor por cada uno de nosotros, que envió a su hijo unigénito para morir por nuestros pecados, así que agradecemos a Dios por su gran amor”, subrayó.