Nueve protagonistas de Masaya, Ticuantepe y otros municipios cercanos a Managua que ofertan una variedad de productos del sector de los perecederos, han aumentado las ventas en las últimas semanas en el mercadito campesino.

Esos protagonistas apoyados por los ministerios Agropecuario (MAG) y de la Economía Familiar (Mefcca), ofertan sus productos sin uso de intermediarios de las 8 de la mañana a las 3 de la tarde los días jueves, viernes y sábado de cada semana.

Rosa María Ruiz Peinado, productora de Masaya de la comarca El Pochote, ofrece melón, papaya, mandarinas, chayotes, chilotes, aguacates, tomates, cebollas, tamarindo y jocotes, entre otras frutas.

“A nosotros nos ha ido bien”, dijo doña Rosa María cuando se le preguntó sobre cómo han estado las ventas y “gracias a Dios nos hemos superado, después de los tranques nos hemos levantado.

“Ayer me fue buenísimo y hoy voy por lo mismo”, insistió la protagonista e invitó a los capitalinos a que los visiten donde “tenemos precios solidarios” porque “aquí no hay intermediarios: de productor a consumidor”, precisó la protagonista.

En los otros estantes de los perecederos también se encuentran tomates, cebollas, chiltomas, plátanos, chilotes, papas, yuca, zanahorias, remolachas, pipianes, chayotes, piñas, bananos, papaya, jengibre, limones, naranjas, arroz y frijol, entre otros.

En el mismo mercadito campesino a pocos metros de los perecederos se encuentran otras protagonistas que están ofertando pan, repostería elaborada en Jinotega y sangría.

Lisseth Zeledón González de la panadería jinotegana La casa de don Colocho tiene 35 años en el oficio y lleva tres meses de haber abierto la venta de sus productos en el mercadito campesino.

“Ofrecemos pan tradicional jinotegano, pan simple, galletas, pasteles, pan en general con recetas tradicionales. El pan es libre de preservantes”, dijo.

La protagonista Delia Hernández está ofertando sangría elaborada a base de vino tinto con ingredientes naturales nacionales y tampoco ese producto lleva preservantes.

La sangría la envasan en botellas de vino, dijo la protagonista que calificó de “maravillosa” la forma como en el mercadito campesino se ofertan los productos sin la participación de intermediarios, lo que viene a permitir al comprador adquirir los productos a bajos precios.

Los compradores del mercadito campesino también pueden adquirir café jinotegano en diversas variedades, entre ellas el que lleva canela y el de cardamomo (hierba aromática).

Joel Parajón dijo: “tenemos variedad de productos y de precios, variedad de tamaño y sabores y los precios oscilan de 50 a 100 córdobas la libra dependiendo de la variedad que el cliente adquiere”.

“Aquí en la feria campesinos los invitamos para que vengan a disfrutar de su taza de café directamente desde Jinotega a Managua”, puntualizó.