La Vicepresidenta de Nicaragua, Compañera Rosario Murillo, destacó un informe emitido por el Ministerio de Salud sobre la mortalidad materna en el país en el 2018.

Dijo que en el 2017 se dieron 48 muertes maternas y en el 2018 “a pesar de semejante barbarie, tuvimos 47 muertes maternas, no nos sentimos contentos". Añadió que la reducción de una no representa una disminución. "Una muerte materna para nosotros, siempre es un dolor, un sufrimiento, una pérdida y algo sobre lo que tenemos que trabajar”, expresó.

Las mayores causas fueron hemorragia del embarazo (19) parto y puerperio, y luego también hipertensión en el embarazo.

Se registran 12 muertes maternas en Jinotega, 9 en el Caribe Sur, 4 en Matagalpa y 4 en las minas.

“Esto nos convoca a trabajar decididamente con el compromiso de todos nosotros para reducir estas estadísticas en este año de sol que no declina, de sol que alumbra nuevas victorias”, destacó.

En el caso del dengue hubo menos casos que el año pasado, pero el comportamiento, el cuadro clínico, fue más agresivo y tocó sobre todo a niños de 5 a 14 años.

“Tuvimos 6 hermanos niños fallecidos por esta causa. En el 2017, a pesar que hubo más casos, no hubo fallecidos”, enfatizó.

En las últimas dos semanas ha disminuido el número de casos de dengue a nivel nacional y refleja una tendencia de control de la enfermedad.

Finalmente dijo que se mantienen todas las actividades preventivas que desarrolla el Ministerio de Salud y destacó la labor de todas esas redes que nos hacen sentir orgullosos de trabajadores voluntarios de la salud que se desplazan por todo el país, cuidándonos y sobre todo ayudándonos a prevenir y atender epidemias.