El Gobierno de Nicaragua a través del Ministerio de Salud (Minsa) impulsa la aplicación del Protocolo para la Atención de las Complicaciones Obstétricas que persigue la reducción de las muertes neonatales y maternas en el país.

En ese marco, se realizó un taller con pediatras, perinatólogos, neonatólogos, gineco-obstetras y responsables de atención integral a la mujer y la niñez de los 19 Silais del país, para que haya una homogeneización y estandarización con todos los especialistas de centros hospitalarios y unidades de salud.

El doctor Néstor Pavón, jefe de Alto riesgo del Hospital Bertha Calderón Medicina Materno Fetal, expresó que gracias al impulso del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, después de un esfuerzo de más de un año, unos 15 especialistas del país han llegado a la tarea final de este documento.

En este documento se recogen los manejos y las guías de tratamiento para las principales causas de complicaciones de mortalidad materna como es la sepsis, la infección, el síndrome hipertensivo gestacional y la hemorragia posparto. También incluye temas neonatos y pediatría que van a permitir reducir la mortalidad perinatal.

“Este documento es una norma oficial, la Normativa 109, que pasa un proceso de validación y de aprobación en el Ministerio de Salud y aquí se están abordando 14 temas, 12 en la parte de obstetricia y 2 capítulos grandes como anexos para la parte neonatal”, indicó el doctor Pavón.

Nicaragua ocupa el primer lugar a nivel de Centroamérica que ha reducido la mortalidad materna y perinatal. En el último quinquenio ha logrado una reducción de 18 por mil nacidos vivos hasta 10 por mil nacidos vivos.

“Consideramos que con este documento se está trabajando de cara a hacer una reducción considerable de al menos un 30 por ciento más en los próximos tres meses”, dijo Pavón.

En las próximas semanas se espera dar a conocer el documento al personal médico y enfermería, en todo el país, a través de talleres.

La doctora Carmen Marina Cruz, ginecóloga y directora del Hospital Bertha Calderón, señaló que de esta manera se van a fortalecer las unidades, ya sea en la atención primaria y secundaria.

“Este taller en el cual estamos recibiendo una actualización de las normas de complicación obstétricas, nos compromete con la salud de la mujer nicaragüense, nos compromete a que con esta actualización nosotros mejoremos nuestra atención para lograr una reducción no solo materna, sino neonatal”, apuntó Cruz.

Asimismo, el doctor Sergio Chamorro, del Hospital Luis Felipe Moncada de Río San Juan, indicó que en este departamento han avanzado bastante en la reducción de muerte materna, logrando casos de 0 a 1 en los últimos años.

“Las últimas normas están con una evidencia de primer nivel y eso, desde luego, es un respaldo científico importante, porque ya nosotros no estamos guiándonos con manejos obsoletos”, destacó Chamorro.

salud

salud

salud

salud