El Canciller de la República de Nicaragua, Denis Moncada Colindres, denunció ante la Asamblea General de Naciones Unidas, el intervencionismo e injerencismo del Gobierno de Estados Unidos que amenaza una vez más el desarrollo económico, social y cultural del país centroamericano.

En su discurso durante el 73 periodo de sesiones ordinarias del organismo mundial, el canciller nicaragüense también se refirió al intento fallido de golpe de estado que dejó graves consecuencias en la economía nicaragüense, pero que fue resistido y el país ha recuperado la paz.

“A tres años de la adopción de la agenda 20-30 continuamos siendo testigos de un mundo en crisis originada por el capitalismo salvaje, por la injerencia y las violaciones al derecho internacional y a la soberanía de nuestros pueblos con el uso de la fuerza, intentos de golpes de estado y desestabilizaciones que amenazan la consecución de los objetivos del desarrollo sostenible planteados, en la agenda 20-30”, dijo Moncada.

“Nicaragua ha resistido los intentos de un golpe de estado; nuestro país ha ganado nuevamente la paz, la convivencia fraterna y el retorno progresivo de la normalidad cotidiana. El intento de golpe de estado que hemos vencido en Nicaragua es fruto de ese intervencionismo y nos ha dejado graves daños y secuelas, daños económicos, muerte, destrucción, terrorismo. Terrorismo disfrazado de protestas pacíficas, asesinando de manera atroz a ciudadanos, policías, incendios de propiedades públicas y privadas, asaltos, violaciones extorsiones, torturas, tratos crueles, inhumanos y degradantes”, afirmó.

“En la región Nicaragua tiene un alto reconocimiento como factor de estabilidad, paz y seguridad regional con importantes indicadores positivos en desarrollo económico, político, social, disminución de la pobreza, equidad de género y de seguridad ciudadana, siendo un muro de contención ante el crimen organizado internacional, maras y pandillas, el terrorismo y a narcoactividad, políticas de estado que continuamos desarrollando”, recordó.

En ese sentido, dijo que el gobierno y el pueblo nicaragüenses defienden el principio de independencia y soberanía tal como lo establece la Carta de la Naciones Unidas, “por tanto demandamos y exigimos el cese de toda política injerencista que viole el derecho internacional con acciones intervencionistas en Nicaragua y en pueblos hermanos de Nuestramérica y del mundo”.

El canciller Moncada sostuvo que el gobierno y el pueblo de Nicaragua han trabajado de manera sostenida por cumplir los objetivos de la agenda 20-30.

“Hasta el mes de abril de este año nuestro país venia experimentado un crecimiento económico sostenido y aproximado del 4.7% anual. Nuestros proyectos y programas económicos sociales para erradicar la pobreza general a nivel nacional lograron reducirla del 42.5% en 2009 al 24.9% en 2016. La pobreza extrema pasó del 14.6% en el 2009 al 6.9% en el 2016”, precisó.

Sin embargo, ahora el desarrollo de Nicaragua se ve amenazado por el intervencionismo y el injerencismo.

“Hoy enfrentamos una vez más la amenaza de los Estados Unidos para frenar una vez más el desarrollo social, económico y cultural de nuestro pueblo. Denunciamos su intervencionismo e injerencismo amenazando con un proyecto de ley en el Congreso, mediante el cual se ordena a los organismos financieros internacionales oponerse al otorgamiento de préstamos a Nicaragua”, expresó Moncada.

Condena bloqueo e injerencismo contra Cuba

Una vez más, Nicaragua condenó “el criminal bloqueo contra nuestra hermana República de Cuba” y todas sus medidas y ramificaciones extraterritoriales.

“Nicaragua rechaza cualquier medida económica coercitiva para tratar de doblegar la libertad y espíritu de libertad y soberanía de pueblos y gobiernos. Es inaceptable para nuestro país el uso de medidas económicas coercitivas unilaterales como instrumento político para cambiar gobiernos ilegalmente”, precisó y aseguró que “este año votaremos nuevamente en contra del injusto bloqueo”.

De la misma manera, expresó la solidaridad del pueblo y gobierno de Nicaragua con el pueblo y el legítimo gobierno del presidente Nicolás Maduro”.

“Tienen toda nuestra solidaridad y hemos condenado el intento de magnicidio en contra del presidente Nicolás Maduro y la amenaza de intervención militar en contra del pueblo y de la República Bolivariana de Venezuela”, afirmó.

 PUEDE CONSULTAR LA INTERVENCIÓN COMPLETA VERSIÓN ESPAÑOL DEL CANCILLER DENIS MONCADA EN EL SIGUIENTE ENLACE

Desnuclearización

El jefe de la diplomacia nicaragüense, indicó que para Nicaragua contribuir con la paz internacional es alcanzar un desarme nuclear general y completo. “Es por eso que hemos firmado y ratificado el primer tratado sobre la prohibición de armas nucleares” e hizo un llamado a los pases a ratificar este historio tratado.

“El gobierno de la República de Nicaragua ha apoyado la desnuclearización de la península coreana mediante el diálogo y la comunicación entre las autoridades de ambas partes. Damos la bienvenida al acercamiento de las dos Coreas y la realización de la tercera cumbre intercoreana y la declaración conjunta de septiembre de Pyongyang que los dos líderes coreanos acordaron y que se considera como gran avance para aliviar la tensión de la península y la eliminación sustancial del peligro de guerra en toda la península”, indicó.

“El gobierno de la republica de Nicaragua espera que se desmantelen las armas nucleares de manera completa e irreversible y que los países involucrados cooperen y de esta manera se asegure la paz firme y duradera en la península coreana”, sostuvo.

Asimismo, dijo que Nicaragua respalda las negociaciones nucleares entre la República Islámica de Irán y el E3+UE+3 que dieron como resultado la finalización del plan de acción conjunto el 14 de julio de 2015.

“Subrayamos que este acuerdo demuestra que el diálogo y la diplomacia son los medios más apropiados para resolver estos problemas como parte esencial para que funcione el multilateralismo”, destacó.

Descolonización

Nicaragua abogó por la necesidad de continuar apoyando la descolonización en el mundo apoyando al pueblo palestino, al saharaui, al puertorriqueño y a las islas Malvinas de Argentina.

“Nicaragua aboga por la conformación de los dos estados, el Estado de Israel, y el estado de Palestina con Jerusalén Oriental como su capital según las fronteras de 1967, viviendo en paz y en armonía”, dijo.

También reiteró la solidaridad total con el gobierno y pueblo de Siria con su lucha contra el terrorismo internacional y en la defensa de su soberanía y de su integridad territorial.

Reinvención de la ONU

“La humanidad sigue clamando por la paz, aun después de 73 años nuestra organización no ha logrado cumplir cabalmente con los objetivos planteados en relación a la paz. Ante esta lamentable situación es urgente un llamado a la reinvención de la ONU como lo propuso el sacerdote y canciller nicaragüense Miguel d´Escoto, durante su presidencia de esta Asamblea General”, expuso el Canciller.

Señaló que para ello debemos propiciar la transformación indispensable a fin de que esta organización sirva a los intereses de todos sus miembros y a la humanidad entera.

“Queremos destacar que, durante la presidencia de esta asamblea en el año 2008, el Padre Miguel d’Escoto, Q.E.P.D. a quien llamamos con justicia el Canciller de la Dignidad de Nicaragua, desarrolló y luchó hasta el final precisamente con estas ideas, cumpliendo el mandato de Nicaragua de sentar las bases para la discusión de estas transformaciones con su documento propuesta titulado la reinvención de Naciones Unidas”.

Cambio climático

En su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Moncada dijo que urgen acciones para combatir el cambio climático.

“El principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas sigue vigente. Y los grandes emisores y los responsables de la depredación, la degradación y los desajustes en la naturaleza, deben reconocer nuestras pérdidas y daños y contribuir con la recuperación a la vida de la madre tierra y de los pueblos del mundo”, añadió.

En la misma línea, apuntó que, para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, “necesitamos derogar las medidas coercitivas unilaterales que son violatorias del derecho internacional y que obstaculizan los planes de desarrollo de nuestros países".

“Debemos trabajar por la justicia, la paz, el respeto, el diálogo, la seguridad soberana en el mundo. Para ello debemos propiciar las transformaciones indispensables a fin de que esta organización sirva a los intereses de todos sus miembros. Nuestro gobierno y nuestro pueblo abogan por un mundo con valores, donde los seres humanos podamos contar con lo mejor de nosotros mismos, para fomentar las mejores condiciones posibles para el desarrollo justo, sostenible, equitativo, seguro, soberano y para que los avances de la ciencia, la tecnología, reflejado en todos los ámbitos de nuestra vida, sean accesibles y compartidos por todas y por todos”, dijo el canciller.

Al concluir, el Canciller reafirmó el compromiso de Nicaragua “de seguir luchando por la paz que es la prioridad que tiene el mundo, que tienen nuestros pueblos y que los conflictos que se presentan en diferentes regiones de nuestro planeta se puedan ir superando a través del diálogo, a través de la negociación y sobre todo libres del uso o de la amenaza del uso de la fuerza que es lo que más anhelan todos nuestros pueblos, desde los pueblos de las grandes potencias hasta los Estados pequeños en población, pequeños en desarrollo pero grandes en sus valores y en su historia”.

CONSULTE LA VERSIÓN INGLÉS DE LA INTERVENCIÓN DE CANCILLER DENIS MONCADA