El Ministro de Hacienda y Crédito Público, compañero Iván Acosta, dio a conocer este miércoles un amplio informe donde se estima en más de 182 millones de dólares el daño causado por grupos golpistas a bienes públicos del país y al pueblo trabajador.

"Antes del 17 de abril (2018) Nicaragua era el tercer país que más crecía del continente, sólo éramos superado por República Dominicana y Panamá", apuntó Acosta.

En este sentido, explicó que la economía de Nicaragua, antes de la intentona golpista, crecía en los últimos cinco años el 5.2%, con una inflación cerca del 5%, y con un importante crecimiento de trabajadores inscritos formalmente en el Seguro Social.

"Realmente la economía en 2017 había tenido un desempeño excelente en términos de macroestructura, sector pecuario y sector turismo", resaltó.

Antes del 17 de abril, Nicaragua avanzaba en paz y desarrollo

El compañero Acosta enfatizó que los daños a la economía nacional son producto del vandalismo, la destrucción, los tranques, las barricadas; producto del intento de Golpe de Estado contra el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional y contra el pueblo de Nicaragua.

“Antes del 17 de abril, la formalidad del empleo iba creciendo en 6.6% anualmente, y la capacidad de compras en las calles, mercados, centros comerciales iban mejorando, y las personas iban adquiriendo más bienes producto de la estabilidad”, resaltó.

Explicó el sector construcción creció mucho en los últimos cinco años; se habían construido 30 mil casas; y solamente en Managua se estaban construyendo 10 centros comerciales.

“Granada se había convertido en uno de los mejores destinos del turismo internacional; Tola y San Juan del Sur eran destinos de marca mundial”, precisó el ministro.

Refirió que Nicaragua era un país, que definitivamente con el Presidente Daniel Ortega y el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que marcaba una diferencia en Centroamérica.

“Esto nos permitió que las bancas multilaterales reconocieran el éxito de nuestros programas; el éxito e impacto de la inversión pública y el gasto dirigido fundamentalmente a la reducción de la pobreza”, dijo.

“La urgencia principal es volver al orden, la estabilidad y la paz”

Expresó que indicadores macroeconómicos demuestran que los ciudadanos, los agentes económicos y el gobierno iban haciendo bien las cosas.

“La urgencia principal es volver al orden, la estabilidad, la paz, para que el país siga avanzando y pueda trabajarse en función de crear nuevas condiciones, y continuar por la senda que veníamos traído al país antes del 17 de abril”, sostuvo.

Indicó que en la Mesa del Diálogo deben de funcionar todos los agentes políticos, económicos y religiosos, y estos deben de comprometerse con los más de 6.2 millones de ciudadanos que tienen mucha esperanza en la paz, en la reconciliación y volver a la estabilidad económica.

“Las proyecciones de crecimiento de la economía era de un 4.5% y 5%, y hoy estamos diciendo que la economía no crece. Hay una pérdida real de 200 mil empleos, lo cual impactará en la seguridad social, impactará en el comercio, la demanda doméstica y crecimiento real de la actividad”, precisó.

Acosta indicó que cada día que sigan estas condiciones de violencia, caos y tranques, se están perdiendo recursos para dirigirlo a los pobres, para dirigirlo a las comunidades y dirigirlo al progreso, por tanto todo se traduce en un grave daño contra el pueblo de Nicaragua.

hacienda2

Explicó que después del 17 de abril vino el golpe de violencia, el golpe contra nuestra población, las quemas de la inversión pública y las quemas de maquinaria.

"En este país, en 25 años, nunca en la historia se habían comprado 155 ambulancias nuevas, para atender la salud del pueblo. Aquí en los últimos sesenta días se han quemado 55 ambulancias. Y este es un tema que muestra la destrucción contra el servicio de los pobres", refirió.

El Ministro de Hacienda, informó que el 80% del turismo ha desaparecido en Nicaragua, y el 70% del empleo que estaba alrededor del turismo también se ha perdido.

"Sólo en sector turismo se ha perdido entre 40 y 50 mil empleos, y esto tendrá un impacto muy duro en la economía, y tendrá un impacto inmediato contra el pueblo trabajador", reafirmó el compañero Acosta.

Ampliación en breve...