Adrián, la primera tormenta tropical de la temporada de huracanes del Pacífico, se debilitó a depresión tropical y se pronostica su disipación en las próximas horas.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami informó que los vientos sostenidos de Adrián llegaron a 45 kilómetros por hora.

Adrián se encontraba 620 kilómetros al sur-sureste de Salina Cruz, Oaxaca, y se desplazaba hacia el noroeste a 11 kilómetros por hora.

El Sistema Meteorológico Nacional previó "un debilitamiento adicional en los siguientes dos días, y se pronostica que Adrián se convierta en remanente de baja presión".

El Gobierno de Oaxaca pidió a la población mantener precauciones en las zonas de Costa, Sierra Sur e Istmo de Tehuantepec por lluvias, viento y oleaje elevado que pudiera presentarse, incluyendo la navegación marítima.