A pocos días de iniciar el periodo lluvioso en Nicaragua productores del departamento de Granada desde ya preparan sus parcelas para dar inicio a la siembra de tubérculos, uno de los principales rubros en esta temporada, para ello han venido realizando el arado en las tierras para luego proceder a la plantación de productos como yuca.

En el municipio de Nandaime, las familias se han dispuesto a crear las condiciones necesarias para que esta sea una excelente cosecha, esperando altos rendimientos que les permitan mejorar sus ingresos económicos.

“Con las primeras lluvias que han caído en Nandaime nosotros nos hemos dispuesto a sembrar yuca, esta vez trabajamos con la variedad llamada Perla, este es un rubro que trabajamos todos los años y esperamos producir más de una manzana y así obtener buenas ganancias, nuestro mercado principal es el municipio de Jinotepe y en años anteriores el precio por quintal fue de 500 córdobas. Este año esperamos mantener el precio y que podamos levantar bastante cosecha”, refirió Johnny Guadamuz, productor.

En su mayoría, los productores trabajan con esta variedad de yuca dada su adaptación a las variantes climáticas y porque genera un mayor rendimiento por manzana, además, que los costos de producción son más económicos.

“Ya estamos preparándonos para esta cosecha, todo indica que tendremos un buen invierno y la variedad de yuca con la que estamos trabajando es muy rápida en cuanto al crecimiento, soporta las variantes del clima ya sea que llueva bastante o haya poca lluvia. Nosotros tenemos 15 manzanas para sembrar y esperamos recoger 280 quintales por manzana”, destacó Marlon Pavón.

Excelentes resultados a través de la diversificación de las parcelas

La diversificación de las parcelas es una estrategia impulsada por el gobierno en el sector productivo a través del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) el que ha generado resultados positivos para las familias, ya que todo el año producen frutas, granos básicos, tubérculos y otras variedades dentro de las mismas parcelas.

En la comunidad La Escoba, en el municipio de Diriomo, don Víctor Acevedo ha iniciado el periodo de corte de cosecha de aguacates y de forma simultánea prepara la tierra para iniciar la siembra de otros productos.

“Ahorita estamos en el corte de aguacates, este año hemos tenido una buena producción y la hemos sacado al mercado local y a otros departamentos, nosotros vendemos a los comerciantes por docena, son aguacates grandes y de calidad, sabemos que el aguacate solo se cultiva por algunos meses y es por esa razón que en mi parcela tenemos otras plantaciones como plátanos, jocotes, quequisque y eso nos va permitiendo tener trabajo todo el año”, expresó.

El acompañamiento del INTA es vital en el manejo de las parcelas y el proceso productivo, por esa razón, los productores de la zona agradecen el respaldo brindado.

“Contamos con asistencia técnica por parte del INTA, nos han enseñado cómo injertar árboles, elaborar abonos orgánicos y esos son aportes que nos han permitido ir creciendo. Para el periodo de primera hemos venido reproduciendo y resembrando las plantas de tal manera que todo el año pasamos trabajando la tierra y con esto garantizamos nuestra alimentación”, añadió Acevedo.

Por su parte, los técnicos del INTA atienden las principales demandas de los pequeños y medianos productores de las comunidades de Granada y para el periodo productivo de Primera se esperan excelentes resultados.

“Contamos con fincas diversificadas, sin embargo, el cultivo de aguacate es uno de los más importantes, seguido de frutas como la guanábana y los granos básicos. Nosotros acompañamos al productor en todo el proceso de cultivo, ellos trabajan con variedades mejoradas y nosotros atendemos el manejo fitosanitario para evitar plagas y enfermedades, además trabajamos en equipo en la fertilización y actividades como la poda de formación de la planta”, finalizó Juan Carlos Vivas, técnico del INTA.