La Compañera, Vicepresidenta Rosario Murillo, destacó que el 91.1% de las familias nicaragüenses resaltan la buena gestión realizada por el Comandante Daniel Ortega en Nicaragua.

"Agradecidos entonces también por toda esa valoración, 91.1% de aprobación al Comandante Daniel, nuestro Presidente, pero aquí todos somos presidentes, y esa aprobación, es una aprobación al Pueblo Presidente, a la esperanza, a las victorias, a las luchas que todos los días se manifiestan en triunfos de la paz y el bien; aprobación al modelo que nos permite construir paz y prosperidad en patria bendita, patria de todos, patria libre, así es como vamos adelante", expresó.

Agregó que "precisamente hoy, en la presentación del monitoreo de la opinión pública, encuesta que dio a conocer M&R Consultores, nuestro pueblo valora la paz y la estabilidad, altamente, 87.8 y 88.3".

"Y además, nuestro pueblo considera, 94% de las familias nicaragüenses que aquí se respira paz, y es porque las familias nicaragüenses queremos paz, merecemos paz, y sabemos defender la paz, vibrando desde el espíritu grandioso de todos nuestros héroes, de todos nuestros próceres que han dado la vida para que vivamos en paz, en trabajo, en seguridad, en estabilidad, en prosperidad", mencionó.

A su vez, dijo que "queremos agradecer a las familias nicaragüenses, por todos estos criterios que se expresan en este monitoreo, en esta encuesta, y agradecer cómo valoran el proyecto y el programa cristiano, socialista y solidario".

"Como todos estamos de acuerdo que unidos vamos adelante, enfrentando, luchando y derrotando la pobreza, y siempre lo decimos, la pobreza no solo es material, claro que tenemos derecho a vivir sin pobreza, pero hay precariedad y pobreza espiritual, también miseria humana, mezquindad, y sobre todo odio, ya va siendo cada vez menor ese número de odiosos, los que cargan y derraman odio", detalló.

Manifestó que "pero, precisamente por eso, cada vez también estamos más reconocidos al Dios de todos los triunfos, porque nos ha permitido liberar corazones de ese sentimiento intoxicante y destructivo, cada vez son menos los odiosos, los llenos de odio, los que transpiran odio, expiran odio, cada vez menos".

"Porque aquí hay un pueblo de alegría, de creatividad, de talento, un pueblo de imaginación, la imaginación que nos ha permitido siempre proyectarnos en sueños, vigorosos sueños que con nuestra labor cotidiana, nuestro invencible espíritu nos permite, no solo proyectarnos hacia esos sueños que vamos realizando, sino realizarlos precisamente y ese es el tesoro del alma nicaragüense, que soñamos, para realizar nuestros sueños con nuestro trabajo, dedicación, esmero cotidianos, y los valores, el respeto", siguió.

"Y sobre todo al derecho del respeto que tenemos todos, de vivir en armonía, de vivir en paz, de vivir trabajando para prosperar", apuntó.