Nicaragua es uno de los países que se ubica a la vanguardia a nivel de Latinoamérica en cuanto a la participación de las mujeres en los distintos espacios sociales y económicos, a través de las políticas y programas de capacitación y formación que desarrollen sus potencialidades y favorezcan su crecimiento profesional y personal.

Uno de los espacios que ha puesto en marcha las políticas de equidad es el Tecnológico Nacional, y desde el Centro Cultural y Politécnico José Coronel Urtecho se trabaja en el impulso del talento y las habilidades de las mujeres a través de cursos y carreras enfocadas en el ámbito del arte y la cultura.

“El protagonismo de la mujer es transversal en el desarrollo socio productivo y humano del país y a partir del Tecnológico Nacional, desde el 2007 hemos atendido a más de 3 millones de mujeres en las distintas modalidades y programas de nuestro subsistema educativo. Actualmente, desde el Centro Cultural José Coronel Urtecho fomentamos diferentes disciplinas, estamos aportando a la participación en dos vías, desde las maestras artistas participando en la acción formativa y la formación de mujeres jóvenes y nuevas artistas en disciplina como danza, artes plásticas, artes digitales”, destacó Roger Avilés, director del Centro Cultural y Politécnico José Coronel Urtecho.

La educación técnica ha venido a lo largo de los años brindando su aporte a la transformación social partiendo de la política de no exclusión, es decir, que en todas las carreras que se brindan en los 61 centros tecnológicos del país las mujeres acceden a la que mejor satisface sus necesidades de formación.

“No hay carrera para varones o para mujeres, todos somos capaces y en el Centro Cultural y Politécnico José Coronel Urtecho contamos con 28 disciplinas artísticas con la participación de hombres y mujeres, complementándose en este proceso de formación, además, tenemos a mujeres estudiando soldadura, mecánica y eso es parte de la evolución que hemos tenido como sociedad a partir de la apertura de nuestro gobierno en los espacios para las mujeres”, destacó Avilés.

Mujeres que impulsan el empoderamiento de las nuevas generaciones

Al referirse del actual empoderamiento de la mujer en la sociedad no se pueden obviar los procesos de lucha que ellas mismas han enfrentado y la maestra Zoa Meza, encargada del curso de Narración Oral Escénica, recordó que fue necesario en primera instancia contar con un gobierno que ha venido a restituir los derechos a todas las mujeres, madres, hijas, jóvenes y mayores.

“Lo que hoy vemos es otra revolución, hay un interés del gobierno en el papel que juega la mujer y por eso vemos una equidad en todos los espacios, las mujeres realizamos un rol importante en la sociedad nicaragüense, somos transmisoras de valores y hemos venido transformando vida”, mencionó.

En cuanto a los espacios de promoción cultural, hoy son ellas las que se han colocado a la vanguardia del rescate de las tradiciones orales y artísticas, superando así la indiferencia y poca atención que enfrentaron en gobiernos anteriores.

“La mujer en la cultura allá por los años 60 y 70 casi no fue vista, hoy las mujeres de cualquier edad podemos acceder a cualquier tipo de capacitación, cursos y nos hemos potenciado a niveles máximos, en los espacios del arte y la cultura estamos desempeñando un rol fundamental, preponderante, cada vez más se reconoce el trabajo de las poetisas, escritoras, mujeres que están siendo promotoras de cultura, siendo un paso grandísimo dentro del estado mismo en el aspecto de la cultura e identidad”, enfatizó.

Hoy las mujeres se potencializan como grandes promotoras culturales gracias a las herramientas que el gobierno les ha dotado desde las aulas de clases y desde su participación en proyectos de gran relevancia.

“La cultura es un espacio grande que nos ha abierto la Revolución y por eso estamos agradecidas porque hacemos patria desde la cultura, siempre estamos aprendiendo nuevas técnicas y somos promotoras de valores a través de la danza, el canto, la actuación, tomando siempre en cuenta el amor a la patria y tenemos que defenderla desde todos los espacios que la Revolución nos ha abierto y hoy en día las mujeres tenemos un espacio grandioso, hoy las mujeres no somos objeto, hoy las mujeres somos poder”, finalizó Martha Blandón, estudiante.