El Banco Central de Nicaragua (BCN) informa que el Consejo Directivo de la institución decidió mantener la Tasa de Referencia Monetaria (TRM) en 7.0 por ciento. La TRM es la tasa de interés que utiliza el BCN como referencia para señalizar el costo en córdobas de las operaciones monetarias de liquidez a 1 día plazo.

De igual forma, el BCN resolvió mantener las tasas de las ventanillas de Reportos Monetarios y Depósitos Monetarios (ambas al plazo de 1 día para operaciones monetarias en córdobas sin mantenimiento de valor) en 8.25 por ciento y 5.75 por ciento, respectivamente.

La TRM se establece en correspondencia con la evolución de las tasas de interés internacionales y de las condiciones monetarias internas, enmarcándose en el cumplimiento del objetivo fundamental del BCN, de propiciar la estabilidad de la moneda nacional y el normal desenvolvimiento de los pagos internos y externos; así como para apoyar la administración de liquidez del sistema financiero y mantener condiciones propicias para la intermediación financiera.

Consideraciones sobre la decisión de la TRM

En la decisión sobre la Tasa de Referencia Monetaria, el Consejo Directivo del BCN tomó en cuenta las siguientes consideraciones:

• En el entorno internacional, la inflación continúa reduciéndose y los riesgos para sus perspectivas se han moderado, aunque permanece por encima de los rangos meta. Así, las presiones sobre los precios y la solidez del mercado laboral en economías avanzadas continúan influyendo a que se mantenga la postura de políticas monetarias restrictivas por algún tiempo, antes de comenzar a bajar tasas. Este entorno de altas tasas de interés internacionales aumenta el servicio de deuda de hogares, empresas y sector público, lo que implica desafíos para la estabilidad financiera internacional. Por su parte, la economía global continúa mostrando señales de resiliencia, y los riesgos son más balanceados. No obstante, persiste la incertidumbre asociada a la coyuntura geopolítica, lo que pudiera incidir en la evolución de precios internacionales, en los costos de transporte y en las perspectivas económicas a nivel mundial.

• En el contexto doméstico, la actividad económica mantiene su trayectoria de crecimiento, impulsada por la mayoría de los sectores y la demanda interna, y apoyada en la demanda externa por exportaciones de mercancías, el dinamismo del crédito al sector privado y el crecimiento de otros flujos externos. Por su parte, el mercado laboral continúa reflejando una baja tasa de desempleo y estabilidad en el empleo formal. También se observa mejora en la tasa de participación laboral, la cual, no obstante, se recupera con rezago.

• La inflación doméstica continúa reduciéndose, reflejando cierta persistencia en los precios de los alimentos y servicios conexos, presionada por factores externos que han incidido en los costos de producción. Se espera que la inflación disminuya en línea con lo observado a nivel global, y consistente con una política monetaria y fiscal equilibrada. Así, la política de subsidios del Gobierno y la política cambiaria del BCN continúan contribuyendo a la estabilidad de precios. Por su parte, la política monetaria ha asegurado la estabilidad de la moneda y el respaldo del tipo de cambio, fortaleciendo los niveles de reservas internacionales.

El Consejo Directivo del BCN continuará dando seguimiento a la evolución de los principales indicadores económicos, tanto externos como internos, a fin de considerar los ajustes correspondientes a la TRM en el tiempo que sea necesario.

Managua, 7 de marzo de 2024