Nemesio Porras, es recordado por ser uno de los mejores primera base de la historia del béisbol nacional, gran bateador que tiene un promedio de por vida arriba de los .350 puntos, querido y admirado por la fanaticada, esto y otras grandes virtudes del expelotero hacen que sea considerado una leyenda del deporte en Nicaragua.

Este 23 de febrero, Nemesio Porras compartió una entrevista en la Revista En Vivo de Canal 4, donde retrotrajo sus inicios en el deporte.

En sus palabras, Porras contó que empezó en el béisbol desde que tiene uso de razón, "porque mi papá me llevaba y yo era mascota de los equipos, de ahí fue de que me sale el apodo del 'sucio', porque cuando yo era chavalito me revolcaba en todas las bases, entonces los amigos de mi papá me apodan así y después comencé a jugar en infantil, en la Colonia Centroamérica, luego fuimos a (centro deportivo) Don Bosco y ahí me comencé a apasionar más con el juego".

"Luego fui a dar a los Industriales, muy joven de 13 años, ya estaba en las juveniles, juveniles especiales, jugué un año, debuté en el 84 con los industriales, en realidad no tuve muchos turnos, estaba muy jovencito y fue en el 85-86 que pasamos al Bóer, y con el mánager Alejandro Arana tuve la oportunidad, hacía falta un menor de edad", agrega.

Nemesio recuerda que cuando empezó en el béisbol profesional iniciaba como séptimo en el orden de bateo, sin embargo, conforme fue pasando el tiempo y se iba consagrando, llegó a ser el tercer bate de los equipos por alrededor de 20 años de carrera.

Al ser abordado, de por qué no dio el salto a las grandes ligas, comentó que "en ese tiempo era diferente, era otro proceso, nosotros en esos tiempos el objetivo principal era llegar a la selección nacional. Hubo varios peloteros que pienso que pudieron haber sido firmados para entrar en el proceso de ligas menores y ver si podían llegar, pero estábamos enfocados en eso, tuvimos selecciones que dilataron muchos años, peloteros muy buenos como Julio Medina, Panal Delgado, Henry Roa, Próspero González. Pícheres que pudieron haber firmado e intentarlo".

"Yo estuve en la selección nacional 16 años, estar en la selección era tratar de rendir para estar bastantes años, hay peloteros que en esos tiempos estuvieron más que yo", agregó.

Disciplina para ser grande

Como otras grandes lumbreras del deporte, Nemesio Porras, considera la disciplina vital para hacerte camino y consolidarte como deportista.

"Lo primero es la disciplina, porque con la disciplina vienen todas las cosas buenas, hay que levantarse temprano, si la práctica es a las 10 de la mañana, hay que estar ahí desde las 8:30, 8:00, comenzar a hacer trabajos tempranos, hacer muchos swing, agarrar muchos rolling y trabajar mucho en la resistencia y en la velocidad, el béisbol no es que sea tan físico en el aspecto de que vas a correr a cada rato, pero recordá de que tenés que estar en pie", señaló.

A su vez, Nemesio mencionó sobre la popularidad que tenía en esa época, "yo me fijaba que salía mucho en los periódicos casi a diario, mucha gente decía que era porque jugaba en el Bóer y no tanto por la calidad. Pero, yo siempre traté de mantenerme en contacto con la gente, sobre todo con los niños".

"Traté de tener disciplina y portarme bien dentro del terreno de juego para que los niños miraran eso y que trataran de seguir los pasos de la disciplina y siempre he considerado que me he podido comunicar bien con la gente y lo importante es tener siempre los pies en la tierra, porque todos somos iguales", enfatizó. 

Hoy, Nemesio Porras es Presidente de Feniba donde sigue compartiendo sus altos saberes, pero sin duda, su etapa como beisbolista será recordada por todos los amantes del considerado deporte rey del país, como lo más grande.