El King Pulanka, es una sátira que interpretan los pueblos Misquitos para burlarse de la Corona Inglesa, que llegó a tierras del Caribe. Está tradición empezó en la comunidad de Tuara y Dakura de Sandy Bay, luego se extendió al resto de comunidades del territorio de La Mosquitia, como Maniwatla.

La sátira inicia cuando el Rey y La Reina aparecen en la comunidad y son recibidos por el líder indígena que les hace una fiesta en señal de bienvenida, pero también les da el mensaje que llegaron a pueblos autónomos y que no necesitaban su cultura, una forma de resistencia.

En esta fiesta del King Pulanka (Juego del Rey) se sirve comida tradicional misquita, como el Luk-Luk,  El Wabul, El Bunia y el Tualbi y bebidas a base del maíz y caña, como El Samanlaya.

KING

También los niños realizan juegos tradicionales y tampoco puede faltar la música miskita, que tiene muchos intérpretes, que en cada canción resaltan sus costumbres, sus tradiciones, su forma de vida y su gastronomía.

El King Pulanka antiguamente se celebraba el primer domingo de enero, pero se arraigó tanto la tradición que hoy día se hace la fiesta, todos los domingo de enero y febrero, porque las comunidades de La Mosquitia, lo han retomado dentro de sus tradiciones.

En Maniwatla este domingo 28 de enero, las familias se congregaron en la Casa Comunal, ahí comieron, bailaron, tomaron sus bebidas originarias y una vez más recrearon el King Pulanka en homenaje a sus ancestros que se burlaron de la Corona Inglesa.

KING

El Güegüense del Caribe

La compañera Deborah Bush, delegada del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) habló del origen de esta tradición que consiste en un juego que se convierte en una sátira o burla a la corona inglesa. 

"Está es una tradición milenaria del pueblo misquito, lo han venido celebrando año tras año, transmitiendo identidad, cultura, transmitiendo conocimientos, estamos en un año de victoria y ésta es una celebración que celebra victorias, esperanzas, lucha, resistencia del pueblo misquito", dijo Bush.

"El King Pulanka es un juego que recrea cultura, es un juego que se fundó en los años 1800 y habla sobre la autodeterminación de los pueblos misquitos porque en ese tiempo vivíamos bajo la corona inglesa y el pueblo misquito en forma de burla inició esto para decirles a los ingleses 'aquí estamos nosotros, no necesitamos un reinado, nosotros nos podemos mandar por nosotros mismos' y a partir de ahí este juego se fue convirtiendo en una tradición y en una danza. El King Pulanka es El Güegüense del Caribe, porque es una burla al poder y un mensaje de autodeterminación y forma de resistencia".

Fue un verdadera fiesta de tradiciones milenarias, dónde la música es fundamental en estas celebraciones. En esta ocasión la fiesta fue animada por el grupo Caribbean Boys, una banda integrada por 4 hermanos, dos primos y dos amigos, dentro de su variado repertorio tienen el ritmo misquito, que es muy contagioso.

KING

Música, gastronomía y tradición milenaria

José Sanders y su hermano Jairo Sanders son los fundadores de Caribbean Boys, grupo musical que inició a finales del 2018. Ambos tienen el sueño de recorrer el país para dar a conocer su música misquita. Han viajado a Honduras para compartir sus conocimientos y recibir lo que transmiten sus colegas músicos misquitos de ese país.

José cuenta que su música habla de sus tradiciones, de su forma de vida, de su comida y por supuesto del amor que tienen de sus ancestros. Agrega que desde el Gobierno Regional, de la Alcaldía Sandinista y desde el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, han tenido el respaldo para que su música sea conocida en todas las comunidades de los mosquitia.

"Nuestra música habla de nuestras tradiciones, nuestra cultura y del orgullo que sentimos por nuestros ancestros, hemos recorrido muchas comunidades dónde hemos sido bien recibidos, pero tenemos el sueño de recorrer el país", dijo José.

KING

Su hermano Jairo Sanders también habla del sueño de Caribbean Boys. "Nosotros lo que queremos es transmitir la música caribeña, la música miskita, el reggae, queremos rescatar la música afrodescendiente e indígena, queremos viajar por el país y también traspasar nuestras fronteras".

Dijo que el intercambio cultural con los músicos miskitos hondureños ha sido importante para rescatar este ritmo y promoverlo.

"Los miskitos hondureños son muy buenos en la música, ellos tienen una manera de hacer la música aunque sea con un instrumento como el piano, lo hacen muy original, pero nosotros lo hacemos muy diferente, metemos bastante instrumentación, cuerdas, teclados y percusión. Hemos aprendido uno del otro, la retroalimentación ha sido muy buena", dice Jairo.

KING

José y Jairo son profesores de música en la Casa de Cultura de Puerto Cabezas, ellos están transmitiendo su pasión y el amor por la música caribeña a jóvenes y niños de esta región.

"Nuestra música tiene influencia de otros músicos históricos de Puerto Cabezas, pero la adaptamos y hacemos música modernizada, hacemos una fusión de lo antiguo con lo moderno y esa mezcla ha gustado. Es importante que nuestra música resalte ese orgullo por nuestra tierra y costumbres, porque los misquitos somos muchos", planteó Jairo.

Pedro Ramos, candidato a Concejal Regional por la Circunscripción 04 por el FSLN, manifestó que la Revolución Sandinista se materializa en la restitución de derechos y el respeto a las costumbres y creencias del Caribe.

KING

"Nosotros somos dueños de nuestro propio destino y con el Gobierno Sandinista hemos visto muchas cosas buenas, carreteras, puentes, parques, producción pesquera, cosas que nos hacen sentir orgullosos de nuestra cultura indígena. El FSLN con la Ley de Autonomía nos promueve identidad, orgullo y desarrollo", dice Pedro que espera que el FSLN arrase para seguir profundizando el desarrollo de los pueblos caribeños.

Con la Ley de Autonomía de los Pueblos Indígenas y Afrodescendientes aprobada en octubre de 1987 por la Revolución Sandinista, las comunidades originarias no solamente obtuvieron el reconocimiento que por derecho les corresponde, también resaltaron sus costumbres y forma de vida, en el arte, la música, gastronomía y las danzas, de la cuál siente mucho orgullo.

La Ley de Autonomía es aprobada en 1987 y en 1990 se institucionaliza el Gobierno Regional y el Parlamento. La autonomía da mucho reconocimiento y valor a las tradiciones de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING

KING