Desde su fundación, hace 54 años el Teatro Nacional Rubén Darío es catalogado como el mejor teatro para las artes escénicas y con la sala más importante en acústica a nivel de Latinoamérica, además de ser reconocido como el templo de la cultura en un homenaje a nuestro poeta Universal.

El Teatro Nacional alberga tres espacios: Salón de los Cristales, Sala Experimental Pilar Aguirre y la Sala Mayor y esto lo ha hecho, según los grandes críticos y especialistas en teatro, el más importante para las artes escénicas en toda Latinoamérica,

El director del Teatro Nacional Rubén Darío, Ramón Rodríguez, destacó el orgullo de contar con un teatro con grandes especificaciones y recursos técnicos, que lo hace merecedor de esa alta distinción.

TEATRO

“Esque acá en la construcción de este teatro convergieron grandes personalidades especialistas en construcción de este teatro, como el ingeniero acústico, que logró hacer la Sala Mayor como la sala más importante en acústica a nivel Latinoamericano, uno de los que participó construyendo la Ópera de Sídney”, señaló.

Hoy por hoy, el Teatro Nacional recibe cada año aproximadamente 125 mil personas, y un 30% de ellos entran gratuitamente entre niños, jubilados, personas de la tercera edad.

“Nosotros desde hace 15 años, gracias a nuestro Buen Gobierno estamos impulsando aún más este templo, es un teatro inclusivo, un teatro que atrae, es un teatro que tiene magia y por eso hemos logrado, no solo aumentar la asistencia de nuestro público, si no también hacer actividades que contribuyan al desarrollo cultural de nuestro pueblo”, añadió.

La construcción del Teatro Nacional Rubén Darío inició en 1964 y su fundación fue en 1969, una iniciativa de dos jóvenes arquitectos: José Francisco Terán y Eduardo Chamorro Coronel, ellos vinieron a Nicaragua y a través de intelectuales, lograron convencerlos para construir no un teatro, si no un centro cultural, que por motivos económicos solo quedó en el templo de la cultura.

TEATRO

Orquesta y coros estudiantiles, el mejor homenaje al Eterno Universal

El Teatro Nacional Rubén Darío celebró el 18 de enero 2024 su 54 aniversario de fundación con un bello programa llamado el Eterno Universal, con música, danza, declamación, poesía musicalizada, como parte del homenaje.

“El mejor homenaje que le venimos haciendo a Rubén Darío desde 2007 fue la creación de este bello proyecto de orquesta, coros estudiantiles del Mined que se llama Rubén Darío, entonces nos sentimos honrados y orgullosos, porque Rubén nos dio esa identidad cultural y a la vez también nos sentimos orgullosos que nuestra orquesta sinfónica se llame Rubén Darío, que nuestro coro se llame Rubén Darío”, expresó el maestro Rodríguez.

TEATRO

Reiteró que seguirán trabajando de la mano con las instituciones, para seguir llevando entretenimiento y cultura al pueblo nicaragüense.

“El aporte que hacemos como teatro a través de INFOM y los gobiernos locales con los coros municipales que son 153 y como ustedes pueden escuchar y observar, el teatro ha salido de estas paredes para contribuir con estos proyectos al desarrollo cultural del país”, afirmó.

TEATRO

Eficiencia en producción de energía limpia

El director del teatro, recordó que han venido impulsando renovaciones y el Teatro Rubén Darío es ahora el primer teatro, y un prototipo sobre la eficiencia de la producción de Energía Limpia y a través de un convenio con el BCIE y Enatrel se logró que el teatro tenga una producción del 25% del consumo de esa energía a través de paneles solares y de cambios justamente en la matriz técnica hacía equipamiento, que tenga un ahorro energético.

El Teatro Nacional desde su fundación enfrentó problemas desde el punto de vista energético y el sistema de climatización y gracias al apoyo solidario de Olof Palme se hizo un cambio en el sistema de climatización del teatro, vino desde Suecia, un sistema nuevo que duró aproximadamente más de 35 años y desde que llegamos en 2008 comenzó un cambio radical del sistema de climatización.

“Desde 2008 venimos impulsando inversiones muy fuertes y ya les decía que encontrábamos 11 millones de córdobas como inversión y gastos corrientes y hoy son 54 a 60 millones y a través de este proyecto del Banco Centroamericano hemos logrado reducir nuestra tarifa eléctrica, así que la diferencia se nota, que el esfuerzo de nuestro gobierno, a través del Teatro Nacional hemos impulsado una remodelación, inversión, equipamiento con los ascensores nuevos, ascensores de carga y podemos hablar que la inversión es de 600 millones de córdobas.

TEATRO

Mencionó que la acústica del lugar es hecha para música de cámara, ballet, teatro, ópera y lo que hemos reforzado con equipos que tiene que ver más con eficiencia energética, “en el escenario cambiamos un 90% de todas las luces a un sistema ahorrativo que se llama luces led y en general la acústica es natural, eso ya lo hace grande a nuestro teatro”.

El Teatro Nacional albergado a grandes artistas internacionales desde su fundación y lógicamente a partir del año 79 es que gracias al proceso revolucionario, los artistas han tenido una mayor participación en la programación de la institución.

“Recordamos la cantidad de artistas nacionales e internacionales que han pasado por acá como Duke Ellington, Marcel Marceau, Niños Cantores de Viena, pero desde 1979 el arte nicaragüense y la cultura popular floreció en esta sala y es común que casi todos los domingos del año, tenemos todos los ballet folclóricos con las muestras y el trabajo más importantes que hacen sus creadores, los directores y coreografos, pero también ensaya la orquesta juvenil, los niños, este es un teatro abierto a los artistas y aquí se presenta lo mejor de la cultura nicaragüense”.

TEATRO

El maestro Ramón Rodríguez recordó que desde 1979 con la etapa de la revolución, el arte nicaragüense floreció.

“En este teatro se presentan galas del Mined, INIFOM y diferentes instituciones independientes como el ballet folclórico nicaragüense, el ballet Tepenahuatl, ballet nicarahuatl, además de la compañía de ballet, una compañía fundada con la revolución con asesoría cubana y hoy por hoy muchos de estos jóvenes bailarines nos representan en grandes compañías de danza y ballet, no solamente a nivel centroamericano, sino desde Estados Unidos y Europa y eso significa que la revolución ha aportado al conocimiento, aportado a la preparación de los artistas y queda por hacer, pero justo en esa etapa de 1979 que aperturamos gracias a ese cambio histórico de la revolución, el arte nicaragüense floreció y en la etapa nuestra han venido grandes compañías de ballet, orquestas y somos un referente importante”, dijo.

Nicaragua y los nicaragüenses nos sentimos orgullos de este emblemático templo de la cultura que lleva el nombre de nuestro gran Rubén Darío, catalogado por el New York Time justo cuando se inauguró el 6 de diciembre de 1969, hace 54 años como el mejor teatro para las artes escénicas en toda latinoamérica y que por su estilo neoclásico, su construcción es considerada de las más importantes de la época.

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO

TEATRO