Nicaragua apoya a Moscú en "la batalla" que está librando contra EE.UU. y la OTAN "por la vida del pueblo ruso", dijo el enviado presidencial del país latinoamericano para Rusia, Laureano Ortega, en declaraciones a RT.

"Nosotros estamos acompañando a la Federación de Rusia, apoyando su esfuerzo y la batalla que está librando por la vida del pueblo ruso y por la paz de la humanidad, haciéndole frente a esta nueva ola de fascismo", aseveró Ortega. Según el entrevistado, esa nueva ola de fascismo proviene principalmente del "gobierno títere" de Ucrania, que es "controlado" por Washington y de la Alianza Atlántica.

"Es muy importante que nos unamos más que nunca con Rusia, con los países hermanos, amigos como China e Irán que estamos siendo todos agredidos por esta ola de locura, de irracionalidad" de Occidente, manifestó el funcionario nicaragüense.

Por otro lado, el enviado presidencial de Nicaragua para Rusia considera que las sanciones que "el imperio" impone a los países que se oponen a sus políticas "no son más que agresiones ilegales". Sin embargo, apunta que, precisamente, las medidas punitivas "irracionales" de Washington y de sus aliados han "acelerado el nacimiento del nuevo orden mundial, del mundo multipolar".

"Los países que nos oponemos a esa dominación nos damos cuenta que llega el momento de enfrentarlo con la unidad y con medidas que nos permitan tener mecanismos financieros propios, mecanismos de cooperación solidaria, respetuosa, basados en el derecho y en el bien común, para, de esta manera, hacerle frente a tanta ilegalidad y a lo que ha sido el dominio del hegemonismo", concluyó Ortega.