Las cartillas que el Gobierno Sandinista ha trabajado sobre apropiación de derechos y deberes en diferentes ámbitos, fueron presentadas a los líderes religiosos y representantes de oenegés, acreditados en el país, informó la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

"El Ministerio de la Familia, hoy en la mañana se hizo un importantísimo encuentro con líderes de fe, representantes de ONG que están aquí acreditados y trabajando duro por el bienestar, la dicha de vivir en paz en nuestro pueblo, aportando a esa alegría, a esa dicha. Un encuentro en el que presentamos todas las cartillas que hemos venido preparando  y que se están llevando casa por casa a través de la Procuraduría de Derechos Humanos para conocer más y más, apropiarnos más y más de nuestros derechos y sobre todo también conocer de los desafíos que a nuestra salud, a nuestra tranquilidad, desafíos que tienen que ver con la salud, con las adicciones, el sufrimiento por las adicciones, con los riesgos de accidentes en nuestros hogares, en nuestras comunidades, en los lugares donde trabajamos o en los lugares donde nos desplazamos, riesgos como estas carreteras donde son tan espléndidas, son tan buenas que nos atrevemos a circular a veces demasiado rápido y se producen esos dolorosos accidentes que nos hacen sufrir tanto que nos dejan pérdidas y secuelas; todo eso se ve en las cartillas. Y la cartilla de la diversidad, el derecho de elegir y el deber de respetar", indicó.

"Sobre todas estas cartillas estuvimos conversando con más de 500 hermanos y hermanas de las distintas iglesias, de los distintas ONG, respondiendo preguntas y sobre todo resaltando que todos estos son instrumentos, estas cartillas, que van casa por casa, instrumentos de defensa de nuestros derechos como seres humanos dignos, como seres humanos valientes, capaces, formidables seres humanos, formidable pueblo nicaragüense", agregó.

La Compañera Rosario, precisó que "estuvimos reunidos más de 2 horas, presentó la ministra de la Familia, la doctora Johanna Flores, también estuvo la ministra de salud, la ministra de educación, el asesor especial para educación, por supuesto la procuradora de Derechos Humanos compañera Darling Ríos, la ministra de la mujer, la ministra de la juventud, los movimientos de Juventud Sandinista 19 de Julio, todos juntos, porque así es como vamos adelante, lo decimos, lo repetimos, no nos cansamos de todos los días celebrar que estamos juntos y somos ese pueblo de inmenso amor, de cristianismo, fraternidad, solidaridad".  

Reflexionó que "en esta Nicaragua bendita crece el amor, la esperanza, desde la confianza en Dios nuestro Señor y desde el reconocimiento como pueblo cristiano de que en estos días nos ilumina esa entrega de Cristo Jesús por nosotros, que nos enseñó a vivir el amor apasionadamente y a resurgir, la resurrección. Debemos comprometernos con la resurrección que quiere decir renacimiento, que quiere decir vida buena, compromiso de concordia, de cariño, y sobre todo de derecho de todos en una patria donde el bien de todos se prioriza a cada instante".

"Así que contentos también, saludamos a todos los compañeros que estuvimos reunidos allí en el Centro de Convenciones Olof Palme y el compromiso es todos los  días identificarnos más como hermanos e ir adelante construyendo derechos y un porvenir de seres humanos  conscientes, dignos y sobre todo apropiados con conciencia de identidad nacional, de ciudadanía y de los caminos desafiantes que tenemos por delante donde resuena el siempre más allá y el amar al prójimo como a nosotros mismos, que nos guía,  que nos enaltece y que nos llena de orgullo nacional", expresó.