Los estudiantes que integran el Coro y Orquesta Rubén Darío, celebraron en la Escuela Normal Alesio Blandón un concierto con los poemas del Príncipe de las Letras Castellanas en homenaje a los 107 años de su tránsito a la inmortalidad.

Este tipo de actividades se replicó en todos los centros escolares donde está conformada un Coro y Orquesta Rubén Darío.

El profesor Luis Martínez Rodríguez, director de la estudiantina del Alesio Blandón, manifestó su alegría de que los coros y orquestas estén rindiendo honores al poeta universal.

"Yo a Rubén no lo llamaría el Príncipe de las Letras Castellanas, sino el Rey de las Letras Castellanas, porque su obra trascendió nuestras fronteras, hablar de Darío era hablar de toda Nicaragua porque él era bien nacionalista y con su frase si Nicaragua es pequeña uno grande la sueña se refleja el gran amor que tenía por su patria", dijo Martínez.

En el concierto se pudo escuchar varios poemas de Rubén que fueron musicalizados por reconocidos artistas nicaragüenses.

Martínez subrayó que la poesía de Darío también tiene rítmica musical y por eso no es complicado ponerle melodía a cada poema.

La maestra Enmma Monge, Subdirectora de la Normal, afirmó que por más de quince días los integrantes de los coros y orquestas practicaron para brindar este concierto.

"Para nosotros es un gusto celebrar un año más la inmortalidad de Rubén Darío basada en su poesía, en su prosa y versos. Él nos dejó un legado en su poesía y nosotros como formadores es de gran relevancia fomentar su legado e inculcarle a los jóvenes su amor a la poesía", dijo Monge.

Los estudiantes como Kevin Vallecillo, aseguran que Rubén Darío es una de las figuras más importantes y representa el mayor ejemplo del arte en lo sublime.

"Darío es lo más hermoso que pudo salir de la creatividad del nicaragüense. Darío es arte, es poesía, es belleza en cada verso que escribió", señaló Vallecillo.