Unas 50 obras, de casi 2 mil que son parte del museo de arte contemporáneo Julio Cortázar, pueden ser disfrutadas por los nicaragüenses a partir de este sábado 14 de enero y por un período de aproximadamente 2 meses.

Las obras han sido dispuestas en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío.

El arquitecto Luis Morales, codirector del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) recordó que es solo parte de una inmensa colección adquirida por Nicaragua gracias a la solidaridad con la Revolución demostrada por los artistas del mundo y cuya iniciativa iniciara por Cortázar.

“Y nosotros a través del tiempo hemos rebautizado como el museo de arte contemporáneo Julio Cortázar en homenaje a este gran escritor, pensador, intelectual universal que fue uno uno de los principales impulsores del proyecto”, destacó.

Morales resaltó que el museo representa un gran valor espiritual, sentimental, moral para el pueblo nicaragüense.

“Ya no digamos el valor monetario que tiene para los que trabajan en ese campo de las finanzas, pero para nosotros tiene un inmenso valor moral. El amor de los artistas del mundo con el pueblo nicaragüense, con su Revolución Popular Sandinista y aquí tenemos grandes figuras del arte latinoamericano como el maestro José Luis Cuevas, Julio Le Parc, Oswaldo Guayasamín de Ecuador, Le Parc de Argentina, Cuevas de México, tenemos obras del maestro Arnold Belkin, por supuesto, los artistas españoles, Joan Miró, tenemos un autógrafo de él muy bello, de Antoni Tàpies, enumeró entre algunos otros.

El director del Teatro Nacional Rubén Darío, compañero Ramón Rodríguez, exprese el orgullo de recibir una vez más estas obras.

“Representa un tesoro invaluable para nuestro Gobierno, para nuestros fondos culturales, en el sentido artístico, que resguardamos esta obra de grandes pintores. Vamos a estarlas exponiendo aquí casi dos meses, vamos a trabajar con el Ministerio de Educación para hacer visitas guiadas de los alumnos, porque aquí están muchos representantes de la plástica latinoamericana, que debemos de conocer y debemos que nuestra juventud también vea la calidad de la obra”, aseguró.

La exposición es parte de la jornada cultural dedicada a Rubén Darío desarrollada durante este año 2023. En el próximo mes de julio se tiene previsto reabrir la Casa Julio Cortázar gracias al apoyo del Gobierno Sandinista.