El Sistema Nacional de Prevención y Atención a Desastres Naturales (SINAPRED) dio a conocer un informe actualizado de la trayectoria de la tormenta tropical Bonnie, que ya se encuentra sobre las aguas del Océano Pacifico, pero aun ocasionará afectaciones por lluvias en las próximas horas en los departamentos de Carazo, Managua, León y Chinandega.

El doctor Guillermo González, codirector del SINAPRED, manifestó que el sistema de emergencia se mantiene activado y alerta debido a los acumulados de lluvia en las zonas de Caribe, Nueva Guinea, Rivas, Río San Juan, donde podrían ocurrir deslizamiento de tierra o incremento en el caudal de los ríos. Hasta el momento no se reportan afectaciones a la vida de las personas.

“Ya el centro de esta tormenta prácticamente salió del territorio y se encuentra en las aguas del Océano Pacífico. Esto pasó en las primeras horas de esta mañana, salió al sur de San Juan de Nicaragua y en este momento ya se encuentra en aguas abiertas del Océano Pacífico y se está desplazando a unos 22 kilómetros por hora, unas 14 millas y la velocidad de sus vientos anda en 40 millas por hora, lo que vendría siendo unos 60 o 65 kilómetros por hora y moviéndose hacia el oeste”, explicó el doctor Marcio Baca del INETER.

En las próximas horas, según el Centro Nacional de Huracanes, Bonnie hará un giro hacia el noroeste y comenzará a moverse paralelo a las costas de Nicaragua “y esto estará generando lógicamente movimiento y masa de aire húmedo hacia las regiones del Pacífico, del norte y del centro de Nicaragua”.

SINAPRED

Baca añadió que a medida que Bonnie avance sobre el Océano Pacífico y paralelo a las costas nicaragüenses, de El Salvador y Guatemala, mantendrá al menos por 20 horas su afluencia.

Las autoridades se auxiliaron de mapas que reflejaban la cantidad de lluvia caída en las últimas horas en la Región del Caribe, Río San Juan y sector de Nueva Guinea, Rivas, destacando que en muchos de estos sectores la tierra está saturada de agua, por lo que alertó a la población sobre deslizamiento e incremento del caudal de los ríos.

“Todo lo que está en azul está totalmente saturado, es decir todo lo que está en azul es un suelo que ya no aguanta una gota más de agua, todo lo que va a caer se va a convertir en correntias, es decir se va a convertir en agua que va a ir cayendo a los cauces, a los ríos, entonces habrá que estar muy atento a esta zona del caribe”, explicó.

SINAPRED

Medidas y monitoreo se mantendrá en próximas horas

El doctor Guillermo González, codirector del SINAPRED destacó que en la medida que Bonnie ingresó, recorrió y salió del país, todo el sistema de emergencia estuvo de cara al evento, particularmente cinco Comité Departamentales de Prevención y Atención a Desastres los que estuvieron monitoreando minuto a minuto esta emergencia.

“Queremos señalar de manera positiva que, durante las horas precedentes, es decir la sesión de trabajo de ayer y hasta este momento se tuvieron que abrir albergues para que de manera preventiva tener ahí familias, se alojaron más de 1500 familias que de manera preventiva, rápida y oportuna se sacaron de lugares riesgosos para evitar que estuvieran sometida a cualquier riesgo”, dijo González.

Otras 1 mil 500 familias se desplazaron donde familiares o casas solidarias donde se albergaron.

González manifestó que el próximo lunes se brindará detalles de las afectaciones que pudo ocasionar Bonnie a su paso por el país.

“Poco a poco vamos a ir regresando a la vida normal, sin embargo, vamos a seguir concentrándonos en brindar monitoreo, seguimiento, atención, hemos conversado con los compañeros de los COMUPRED o CODEPRED de los departamentos del Pacífico para que le prestemos mayor atención ahora que el evento se va retirando, pero que vamos a sentir su efecto en las próximas horas y vamos a seguir dando atención al departamento de Zelaya Central y todo lo que tiene que ver con las áreas del río escondido o zona de Nueva Guinea, Río San Juan y Rivas como Cárdenas, San Juan del Sur y Tola, y los municipios de Carazo”, señaló González.

Finalizó diciendo que se mantendrá el estado de alerta amarilla y verde dado a conocer el viernes.

SINAPRED