La implementación de los Planes de Respuesta en Bluefields garantizó que las incidencias fueran mínimas una vez la tormenta tropical Bonnie manifestara sus efectos en esta localidad.

Durante la mañana de este sábado, una vez que se conociera que el fenómeno había abandonado territorio nicaragüense, fue desarrollada una reunión de las instituciones de emergencia que estuvieron al frente del fenómeno.

Johnny Hodgson, secretario político y responsable del Comité Regional para la Prevención Mitigación y Atención de Desastres (CORPRED), indicó entre las incidencias, un tornado en El Bluff que arrancó un árbol y otras situaciones similares menores que se presentaron en la ciudad.

Se reporta la crecida de algunos ríos, que se mantendrán vigilados, aunque no representan peligro para las familias. Tampoco se registró ningún barrio ni calle de Bluefields inundado.

Refugiados regresan a sus comunidades

Las familias que se refugiaron en la ciudad, procedentes de Rama Cay, inician su retorno a partir de este sábado, mientras que las de Monkey Point y Río Maíz regresarán a sus comunidades hasta el día domingo.

REUNION

De momento se orientó desactivar los comités pero se mantendrá constante comunicación.

"Nos sentimos satisfechos del deber cumplido, sentimos que hicimos bien el trabajo. Todo trabajo tiene siempre espacio para mejorar, estamos viendo que es lo que podemos mejorar en situaciones futuras. Sabemos que estamos en la época de huracanes y tormentas y esta que acabamos de pasar no va a ser la única y entonces estamos tratando de lograr todos los aprendizajes posibles", señaló Hodgson.

De acuerdo al alcalde de la ciudad Gustavo Castro Jo, se habilitaron un total de 50 albergues para atender hasta 20,500 personas, pero solo se tuvo necesidad de evacuar a 623 personas, principalmente de las comunidades más situadas al sur.

Este día retornan los más de 200 comunitarios de Rama Cay, en dos lanchas del ejército y medios de la Empresa Portuaria Nacional.

REUNION

"Esta mañana la mayoría ya ha regresado a sus viviendas, y entre el día de hoy y el día de mañana vamos a regresar a los que son de las zonas más lejanas de Bluefields", dijo.

El comisionado Mayor Luis Valle, jefe regional de la Policía Nacional indicó que de manera articulada se realizaron medidas para garantizar el orden y la tranquilidad pública.

"Es decir que mientras las familias atendían el tema de la emergencia, sus bienes y su seguridad estuviera protegida, logrando que en este evento climatológico solo 3 denuncias recibimos y también dimos acompañamiento a la población que fue trasladada a los lugares de albergue y la protección de estos lugares", aseguró.

Jannet López, directora del SILAIS-RACS, mencionó que como comisión de salud se trazaron la misión de atender a las familias en los albergues e incluso antes de que fueran trasladados.

Al respecto dijo que se desplegó un equipo de salud mental que desarrolló actividades lúdicas con los niños."Para que los niños no estuvieran en un ambiente tenso y no tuvieran ningún trauma psicológico de estar fuera de su ambiente familiar. Entonces gracias a Dios transcurrió bien y otras emergencias que son propias de nosotros y gracias a Dios ninguna vida que lamentar", aseguró.

De momento no hay zarpes y solo se registraron dos incidentes que se resolvieron con buen suceso.

REUNION

REUNION

REUNION

REUNION

REUNION