En el barrio Casimiro Sotelo del Distrito 3 de Managua, las familias se despertaron muy temprano para participar de la jornada de lucha antiepidémica que impulsó el Ministerio de Salud en contra del zancudo transmisor del dengue, chikungunya y zika.

En este lugar los brigadistas de salud fumigaron para eliminar la fase adulta del vector, mientras otro grupo se encargó de aplicar el químico BTI en más de 450 viviendas de este populoso barrio capitalino.

"Nuestra misión es destruir los criaderos del mosquito transmisor del dengue, aquí se viene cada 15 días para visitar los hogares y llevarles el mensaje de prevención de las enfermedades transmitidas por el vector, con la fumigación eliminamos la fase adulta del zancudo y con el BTI se busca eliminar la larva para que no se reproduzca", dijo José Aguirre, coordinador de la brigadas fumigadoras.

FUMIGAR

Pidió a la población de este y otros barrios permitir la entrada de los brigadistas para que puedan eliminar los criaderos y evitar ser infectado por el dengue u otra enfermedades causadas por el vector.

"Esta es una gran labor para mantenernos sanos, yo recomiendo que dejen entrar a los que fumigan para que hagan su trabajo que es por el bien de nosotros mismos. Hay que mantener limpios las casas, uno puede ser pobre pero aseado, aquí hay muchos zancudos y es bueno que fumiguen", señaló la señora Rubenia Arista.

FUMIGAR