La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de la República, destacó que los nicaragüenses nos preparamos para el próximo lunes, la inauguración del nuevo periodo del Pueblo Presidente.

“Asumimos como Pueblo Presidente en todo el país, en bonitos actos, que se están preparando donde acudirán las familias a prestar juramento, porque todos somos presidentes, pueblo, mujeres, varones, juventud, abuelitos, abuelitas, familias, todo Pueblo Presidente”, enfatizó.

En este sentido la Compañera Rosario refirió que aquí, en esta Nicaragua nacimos, crecimos, vivimos, todos, todos los que nos enorgullece llamarnos y ser, y considerarnos nicaragüenses por Gracia de Dios.

“Aquí estamos, trabajando, ya mañana se reintegran a las labores todos los trabajadores del Estado, después de una buena jornada de unión familiar, vacaciones para crecer en amor de familia en esta Nicaragua de bendición, de fuerza de pueblo que vence, de prosperidad material, poco a poco avanzando, espiritual y cultural, siempre en victoria, victoria de la paz y el bien, unidad para trabajar, para estudiar, para progresar”, subrayó.

“Estamos, gracias a Dios consciente de la fuerza de la unidad, porque es todos juntos que vamos adelante. “El Día de hoy se realizan reuniones en todo el país y estamos preparándonos para retomar mañana quienes han disfrutado de esas vacaciones largas para fortalecer la unión familiar y preparándonos para la próxima semana hermosas actividades, hermanos que nos acompañan de distintos países y pueblos del mundo”.

 “Agradecemos a Dios por esa fuerza fraternal, solidaria, complementaria de los pueblos del mundo, que se expresan, que se manifiestan con cariño, admiración, por la historia de dignidad y soberanía, esa historia que seguimos escribiendo en esta nuestra Nicaragua bendita, unidad, siempre, siempre digna, soberana y libre”.

La Compañera Rosario Murillo detalló que “se está preparando el escenario que debe ser lindo, hermoso como merece nuestro pueblo Presidente, preparando también las celebraciones municipales, preparando los programas de atención a nuestros hermanos visitantes y dándole gracias a Dios porque llegamos al 10 de enero en paz y bien, en concordia, que quiere decir con el corazón fuerte y bueno de las familias nicaragüenses”.

“Legamos al 10 de enero trabajando contra el odio y habiendo logrado avances sustantivos contra ese odio, y esa maldad destructora, insidia, infamia, aquí en esta Nicaragua que es de bendición y por lo tanto es de victoria porque somos bendecidos nunca más con oído, nunca más, con maldades nunca más”, proclamó la Compañera Rosario.

“No se puede usar el nombre de Dios en vano, eso lo aprendimos desde niños y lo repetimos hoy, mañana y siempre, no se puede usar el nombre de Dios en vano, mandamiento y Ley de Dios, cuántos incumplieron, cuántos…”

“Pero bueno, estamos en un momento de celebración del amor, celebración de la hermandad, de la familia, de la solidaridad, del protagonismo, de la complementariedad, estamos en plena celebración de nuevos días y nuevos tiempos, donde con amor todo podemos y con amor todo vencemos”.

“Vamos adelante, vamos adelante todos juntos, y somos la fortaleza inmensa, infinita, la fuerza espiritual de un pueblo que es en esencia creyente, devoto de verdadero cristianismo, solidaridad, fuerza de pueblo que vence, unidos trabajamos, unidos estudiamos, unidos producimos, unidos, levantamos el comercio nacional e internacional, unidos prosperamos. ¿Qué tenemos para prosperar? Paz, estabilidad, seguridad y gran amor a Nicaragua y entre nosotros las familias nicaragüenses”, subrayó.

“Abrazo de nuestro Comandante Daniel y vamos adelante todos juntos y por el bien de todos. Compañeros, Compañeras, que tengamos una buena tarde, y mañana otro día para seguir afianzando el trabajo, la seguridad, la estabilidad, la prosperidad desde la unión, la paz. Adelante compañeros, es nuestro el porvenir”, finalizó.