Ante el incremento de las lluvias el Ministerio de Salud (Minsa) intensificó las jornadas de lucha antiepidémica. En el barrio Carlos Núñez, los brigadistas fumigaron 1 mil 500 viviendas.

Con la fumigación y aplicación del BTI se pretende eliminar el vector que causa las enfermedades del dengue, zika y chikungunya.

El brigadista de salud Walter Oregón, coordinador de esta brigada de fumigadores, afirmó que además aplicar los agentes químicos para eliminar los zancudos, también recomiendan a los pobladores la eliminación de criaderos y la limpieza permanente de los hogares y los techos.

"Siempre le recomendamos a la población que nos permitan el ingreso, que eliminen toda la chatarra o latas que tengan en sus patios, si tienen llantas que las pongan bajo techo y que siempre limpien sus hogares", dijo Walter.

La fumigación en cada barrio se realizan cada 15 días, pero siempre es primordial que la población ayude limpiando sus hogares.

"Siempre que pasan fumigando yo les dejó pasar porque su trabajo es importante. La fumigación la hacen bastante continua y eso es bueno, pero el problema es que algunos vecinos se resisten a mantener limpios sus casas y ahí está el problema porque casa sucia es casa donde hay zancudos", dijo Teodoro Romero.

En cada jornada se explica a la población el ciclo de reproducción del zancudo y cómo puede evitar las enfermedades, con la costumbre de limpiar las viviendas.