El impacto del desarrollo de la educación artística y cultural es abordado este miércoles durante un foro virtual desarrollado por el Ministerio de Educación de Nicaragua.

En el mismo hicieron presencia especialistas de otras naciones como Chile y España, quienes hicieron un abordaje del valor de estas materias en el desarrollo integral de los estudiantes.

Harold Delgado, responsable de la oficina de educación artística y cultural del Mined, aseguró que "es una actividad desarrollada en saludo al bicentenario de la independencia de Centroamérica, para celebrar el acontecimiento en victorias educativas y compartir las experiencias en la ruta educativa de arte, cultura e identidad nacional".

“La educación artística está centrada en el ser humano, formándolo integralmente, dotándolo de herramientas, capacitaciones, de docentes, de material educativo que tiene por objetivo potenciar esos talentos, esas habilidades para el canto, para la danza, para las artes plásticas, para el teatro, para el sinnúmero de expresiones culturales que existen en los centros educativos”, aseguró.

El asesor de cultura y tradición, del MINED, Ronald Abud Vivas, refirió que este encuentro es parte de un esfuerzo para dar a conocer la verdad histórica de cómo Nicaragua ha alcanzado el desarrollo de su danza y cultura solo de la mano de la Revolución.

“Porque le movimiento de arte y cultura se explota, surge en 1979-80. Estoy muy contento de poder contar mis vivencias personales porque gracias a Dios a mis 71 años he podido vivir y conocer de todos los personajes que voy a hablar”, afirmó.

Albina González, de la dirección de formación docente, mencionó que se ha invitado a la población estudiantil para que pueda conocer los logros obtenidos en este aspecto.

“Hemos venido trabajando con los estudiantes de las escuelas normales y los diferentes ámbitos, hemos venido preparado estudiantinas para preparar la música, el arte, con los estudiantes también y de esa manera estamos formando a nuestros futuros docentes de educación primaria”, aseguró.

Este tipo de educación integral se desarrolla también para promover el derecho de los niños y jóvenes a la diversión, recreación y vivir felices y en paz.