Para los nicaragüenses la Casa Hacienda San Jacinto, el museo memorial, es un monumento nacional, a la historia, a la sangre de esos héroes que dieron su vida y su esfuerzo para lograr esa victoria contundente.

El arquitecto Luis Morales Alonso, codirector del Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) invitó a las familias de todo el país a visitar el monumento nacional Hacienda San Jacinto.

Destacó que se debe visitar con todas las medidas de seguridad, con mascaría, el distanciamiento solidario, con alcohol gel, “todos esos cuidados de salud que nos ha dado nuestro Ministerio de Salud, nuestras autoridades para resguardarnos en la salud y conmemorar estas fechas con orden, con respeto y sobre todo con esa solemnidad que merecen estos héroes que dieron su vida y sus esfuerzos, sentimiento y amor a Nicaragua”, subrayó.

El compañero Morales estuvo en la Revista En vivo con Alberto Mora de Canal 4, y destacó que desde el Instituto de Cultura y todas las instituciones de Gobierno se han venido preparando para conmemorar y celebrar el mes de septiembre victorioso, y para celebrar y conmemorar el Bicentenario de la Independencia de Centroamérica.

Pero además hizo énfasis que este año se conmemoran los 165 años de heroica batalla de San Jacinto.

Un poco de historia

Recordó la historia y señaló que esta independencia que vamos a conmemorar, “de ese 1821 la firma exacta, el 15 de septiembre, posteriormente a eso, remontándonos a la historia, se dan dos años de una anexión forzada al imperio de Agustín Iturbide en México, donde uno de los que se opuso fue el líder popular, Cleto Ordóñez en Granada, entonces ya en 1923 se diluyó esa anexión, posteriormente surgió la República Federativa de Centroamérica que duró como 15 años. Nicaragua fue la primera en separarse en 1834 y en 1938 Nicaragua se erige como una República Independiente, pero empiezan esas controversias internas de las fuerzas políticas y llega a darse lo que se conoce como el periodo de la Guerra Nacional, en 1852, y las reyertas, los traidores que trajeron a Walker al país no se imaginaron lo que estaban importando”, comentó.

“Recordemos que esas pequeñas repúblicas nuestras están recién saliendo del ala de la monarquía española, no tienen ejército, y trajeron, los vende patria ese ejército mercenario y sale toda esa historia triste de Walker autonombrándose presidente de Nicaragua, tratando de subyugar y hacer su dominio sobre los nicaragüenses. Y en ese ejército de mercenarios venía de todo, filibusteros norteamericanos y de otros países”, enfatizó.

Recordó la gran importancia que tiene la heroica batalla de San Jacinto, siendo la única batalla en la que nos enfrentamos los nicaragüenses defendiendo nuestra tierra contra los norteamericanos, contra ese ejército mercenario y sobre todo en superioridad de armas y números.

“Nosotros éramos 160 patriotas ellos eran 300 y en esos corrales de piedra, en esos campos, en ese sitio histórico, monumento nacional, se da ese enfrentamiento y logramos vencer al invasor se da esa anécdota, tremenda para la historia nuestra. Andrés Castro, al quedar sin fusil y sin municiones, a pedradas agarra a los invasores y los hace retroceder y los hizo caer, ese es un símbolo para nosotros que desde la humildad el nicaragüense defiende su tierra, defiende su soberanía, defendemos nuestra Patria, defendemos nuestras banderas como dice Neruda, en el poema magnifico al General Sandino. Y nosotros retomamos eso, ese es un símbolo para nosotros, San Jacinto es un monumento nacional, un museo memorial y estamos preparados para recibir a las familias nicaragüenses en el mes de septiembre y todo el año, en esta semana del Bicentenario que son vacaciones largas, totalmente gratis la entrada”.

Listos para recibir a visitantes

El Compañero Luis Morales dijo que se ha trabajado de la mano varias instituciones de nuestro gobierno para recibir con dignidad, con la belleza que se merece este sitio, monumento nacional, el Instituto de Cultura, la Alcaldía de Managua, Enacal, el MTI, el FOMAV para recibirlos con calidez a todos ustedes en estas fiestas.

Agregó que en estos días efectivamente han estado visitando la hacienda diferentes instituciones del Estados, depositando flores en esos monumentos al General José Dolores Entrada, a ese cuadro maravilloso de la Batalla de San Jacinto, recorriendo el museo histórico donde una narrativa se explica el contexto como se da esa batalla en nuestra historia, y el público satisfecho.  “Tenemos guías especializados trabajando allá, los guías del museo nacional y la casa hacienda”.

Museo estuvo abandonado

Recordó el Arquitecto Morales que Cuando se va a dar el primer centenario de la batalla, en 1956 ese monumento estaba abandonado.

“Entonces en 1955 se organizó una expedición, jefeada y dirigida por el importante maestro nicaragüense, el profesor Guillermo Rothschuh Tablada con Carlos Fonseca y otro grupo de jóvenes del Instituto Nacional Ramírez Goyena y se encuentran que la Hacienda San Jacinto está en ruinas. Empezaron a limpiar la hacienda y al año siguiente lograron ellos tenerla presentada con dignidad, por esa razón es que, a la entrada de la hacienda, sobre la carretera panamericana, se erige esa maravillosa escultura de la gran escultora nicaragüense, Edith Gron, de origen danés, de Andrés Castro. Y reza una placa que dice, esta escultura fue donada por el Instituto Nacional Ramírez Goyena, fueron los estudiantes, el pueblo nicaragüense recaudó los fondos para restaurar ese monumento, porque al Somocismo no le interesaba restregarle en la cara a los Estados Unidos que eran los invasores, que nos querían, que nos habían querido robar el territorio, que habían puesto un presidente y que querían destruir nuestra soberanía”.

“Fue la población, el pueblo dirigido por Carlos Fonseca y el profesor Guillermo Rothschuh Tablada que lograron restaurar esa hacienda y se presentó en el centenario en 1956, el 14 de septiembre, restaurado este monumento nacional”.

“Y por supuesto, nosotros con la Revolución fuimos restaurándolo más adecuadamente con precisión, más datos históricos, más investigaciones, inclusive nuestro buen gobierno donó el territorio casi completo de los cerros que están alrededor, hay un trabajo interesante, trabajamos varias instituciones para mantenerlo con dignidad y belleza”.

Finalmente reconoció el trabajo de Inafor, que recientemente realizó una campaña de reforestación con madroño, nuestro árbol nacional, y hemos venido trabajando con filigrana, para mantener este sitio digno, como se merece, con ese respeto, tratarlo como ese monumento nacional que es y el símbolo que es la historia de nuestro país.