Autoridades del municipio de Ocotal, familiares y amigos, rindieron homenaje póstumo al compañero Felipe Barreda (Q.E.P.D), a quien declararon Hijo Dilecto por su aporte al desarrollo del municipio, donde con su entrega, disposición y carisma logró ganarse el respeto y admiración de los lugareños.

Xiomara Tercero, alcaldesa de Ocotal expresó que “el compañero Felipe Barreda es para nosotros una escuela, es una historia que nunca se olvida, brindó acompañamiento a las familias desde su calidad de alcalde y luego ocupó otros espacios con la misión de seguirle sirviendo a nuestro pueblo con calidad y calidez. Felipe fue un hombre con un corazón altruista, siempre demostró su capacidad de servir y gestionar, lo que hoy se refleja en obras de progreso”.

Cesar Castellano, enfatizó que la partida a otro plano de vida de Barreda. deja consigo un vacío en las familias de Ocotal, las que fueron testigos del gran amor que le tuvo y el cual demostró a través de importantes proyectos en función de los más necesitados.

ocotal

Se nos va una persona que no solo deja vacíos en su familia sino que también en el pueblo, porque Felipe transformó socialmente a Ocotal, cuando llegó a este municipio, no había agua potable, no habían centros de recreación, no tenia una serie de servicios y que él los vino a concretizar, visibilizando el municipio a nivel internacional a través de hermanamientos, recuperando así recursos para el desarrollo de la ciudad”, añadió.

Hoy el compromiso de las autoridades y las familias de Ocotal es mantener vivo el legado de Barreda a través de la ejecución de más obras de progreso para la dignificación de las familias.

ocotal

ocotal

ocotal

ocotal