La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua,  informó que este 13 de agosto los nicaragüenses estaremos celebrando la vida del Comandante Tomás Borge, y celebrando la visión, la entrega, el ejemplo del Comandante Fidel Castro, que iluminó el camino a la Revolución Nuestramericana y Caribeña.

“Vamos a celebrarles con un hermoso acto que le celebra, conmemora, pero al mismo tiempo nos compromete a todos en rutas de dignidad, de resistencia, de capacidad, de fuerza de pueblo que vence, de gloria, de honor, de victoria”, subrayó.

Añadió que “vamos a estar en Posoltega, en el Centro de Desarrollo Tecnológico que lleva el nombre del Comandante Fidel donde se están desarrollando experimentaciones importantes para el cultivo del marango y para el uso alimentario y medicinal del marango. Estarán también los rectores de la Universidad Nacional Agraria, Flor de María Valle, la rectora de la Unan León, los directores y codirectores del Inta, Claudia y Miguel, la Alcaldesa de Posoltega, Compañera Liliam Mayorga, el Compañero José Manuel Espinoza, Secretario Político del Departamento de Chinandega, Coordinador del Consejo Nacional de Juventud Sandinista, el compañero Bosco Castillo y el Embajador de Cuba, de ese pueblo grande, valiente, ese pueblo de resistencias inéditas, Juan Carlos Hernández”.


“Vamos a conmemorar, a celebrar la vida de Fidel, con más vida, y con más compromiso de vida, luz y verdad, Y de victorias de la solidaridad y de la buena voluntad”, recalcó.

Refiriéndose al Comandante Tomás Borge dijo que estará celebrándose durante todo el día aquí en Managua “y desde Perú donde su siempre leal y amorosa Marcela ha preparado una exposición bellísima, lectura de poesía clandestina, ha reunido poesía y canto”.

“Vamos a estar circulando los numerosos retratos de Tomás que componen esa exposición que se desarrolla en Lima y que todos compartimos a través de la virtualidad en este mundo, y en estos tiempos del mundo, en estos tiempos de pandemia que debemos atender con esmero, con responsabilidad, con conciencia, con cuidado. La virtualidad se ha convertido en una herramienta que nos permite acercarnos, participar, celebrar, conmemorar y por supuesto comprometernos alrededor de esa vida con dignidad, esa vida de fuerza, de fortaleza, de potencialidad, esa vida de pueblos que vencemos, esa vida en la que vamos adelante mientras Dios nos quiere tener en este plano para servir a las familias, para vivir y para crecer espiritualmente cada día”.