Las familias nicaragüenses este 19 de julio, día en el que se celebra el 42 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, estuvieron pendientes del mensaje a la nación del Presidente de la República, Comandante Daniel Ortega.

Desde la comodidad de sus hogares, Nicaragua recordó una vez más la epopeya que cambió el rumbo del país.

Otros prefirieron convocarse en sitios públicos para escuchar el mensaje del Presidente, en el que hizo un llamado a la paz, al respeto a la soberanía nacional y anunció un ajuste salarial del 5%.

Al inicio de su mensaje, el Presidente de Nicaragua dejó claro que la bandera azul y blanco no tiene ni jamás tendrá ninguna estrella, haciendo alusión a las políticas injerencistas de Estados Unidos, palabras que son apoyadas y ratificadas por los nicaragüenses que saben lo que costó la libertad de Nicaragua hace 42 años.

Para mí todos los nicaragüenses queremos lo mejor para Nicaragua. Esperamos seguir apoyando al Presidente Daniel que lleva al país por el camino de la paz y la prosperidad”, dijo Joanna Pavón, habitante del barrio conocido como Casas para el Pueblo, hogares que fueron construidos por el Presidente Daniel para centenares de familias de escasos recursos económicos.

Asimismo, conocimos a la familia Sánchez González, que vive en el barrio San Antonio.

Estoy emocionada porque yo tengo sesenta y dos años y yo viví la represión de Somoza y nos liberamos de esa represión. Ahora con nuestro Presidente Daniel le damos gracias a Dios por darme una casa para mí y mis hijas”, expresó Josefa González.

En este mensaje, y como siempre, el Comandante aboga por la paz, por la unidad, la reconciliación, la prosperidad y por el amor del pueblo por eso tenemos que seguir luchando hasta el fin para mantener todo esto. El Comandante nos concede todo, primero Dios y después Daniel Ortega”, añadió.

Como madres de caídos en la revolución sabemos que la lucha es desde un principio y estamos con el Presidente y seguiremos con él porque solo él nos está restituyendo los derechos para que vivamos mejor trabajando dignamente”, expresó Ofelia Enriqueta Sánchez, madre de un héroe y mártir de la revolución.

En este mismo sector, otra familia también estuvo pendiente del importante mensaje del Presidente.

El Comandante Daniel, de las primeras cosas que hizo en el 2007 fue restituir el vaso de leche y sigue en esta segunda etapa de la revolución generando los mayores proyectos y alternativas económicas para que vivamos mejor como casas, calles, puentes y empleos”, apuntó Douglas Reyes, ex cachorro.

Nosotros como familia sandinista estamos claros de que es la bandera roja y negra la que cubre la bandera azul y blanco. Que quede claro a cada país y a Estados Unidos que nuestro país es soberano e independiente y acá los esperamos si se atreven, aquí viva el Frente, viva Sandino y viva el Comandante”, refirió Karla Ordóñez.