La Fundación Incanto presentó este viernes la ópera La Traviata de Giuseppe Verdi y libreto del italiano Francesco Maria Piave, basado en la novela de Alexandre Dumas (hijo) La dama de las camelias (1852).

La presentación se llevó a cabo en el Teatro Nacional Rubén Darío donde por más de dos horas más de 100 actores, actrices, músicos y directores escénicos deleitaron a las familias con esta ópera europea.

El compañero Laureano Ortega Murillo quien participó en la presentación interpretando el papel de Alfredo, uno de los principales de la obra, dijo que este viernes se cumplió el quinto día de las actividades líricas que lleva a cabo Incanto.

Dijo que con esta ópera La Traviata de Verdi (incluyendo Don Geovanni de Mozart que se presentó este jueves) “estamos contentos, felices y bendecidos gracias a Dios por este trabajo”.

“Damos gracias a nuestro gobierno el apoyo prestado y a las instituciones como el Teatro Nacional Rubén Darío, así como el INC y el Inifom, ya que vamos a estar llevando este espectáculo a Masaya este sábado y Chinandega”, indicó.

Precisó que en ambas ciudades se presentará versiones reducidas de las dos óperas “para que nuestro público pueda apreciar la belleza de esta música, el teatro, el diseño, el vestuario”.

Indicó que el vestuario estuvo a cargo de Xiomara Argeñal y Fernando Fuentes y todo un trabajo en equipos que se han preparado desde hace varios meses.

El presidente de Incanto, el profesor Alberto San José, quien fue el director escénico de la ópera la Traviata, dijo que el entusiasmo de los jóvenes que interpretan y participan en la ópera ha sido extraordinario.

Agregó que también otras personas que trabajan para el festival lírico han dado su aporte en la puesta en escena de ambas obras.

Se refirió a que La Traviata es una ópera tradicional, en la que hay que respetar muchas cosas y está basada en el libro La Dama de las Camelias, en un París de un refinamiento extraordinario.

Esto se puede apreciar en el vestuario, los muebles, en los peinados y de los varones también elegantemente vestidos, puesto que ellos representan la nobleza en ese momento.

"Las necesidades técnicas de la obra (los cantantes) es extrema porque aquí el compositor se desarrolló y requiere de mucho trabajo y todos (músicos, cantantes y actrices) han venido venciendo las limitaciones y creo que esto fue una bella función”, dijo.

Precisó que es la primera vez que actores y músicos nicaragüenses presentan La Traviata.

Indicó que Incanto cuenta con convenios con Nicaragua Diseña para la elaboración de los vestuarios de las óperas, “tenemos nuestros propios talleres, nuestro peluquero que se dedica al estilo que se va a trabajar”, indicó el presidente de Incanto.

La actriz y cantante, Katherine Velásquez, quien en la ópera interpreta el papel de Violetta, dijo “estoy muy emocionada de volver a participar en otro festival gracias a las oportunidades de la fundación Incanto y cada vez somos un elenco más joven y por lo consiguiente el arte lírico en Nicaragua está creciendo potencialmente”.