Un total de 95 internas del Establecimiento Penitenciario de Mujeres del municipio de Tipitapa, celebraron una feria gastronómica donde 15 reclusas presentaron platillos que se consumen durante la Semana Santa.

La feria se desarrolló a lo interno de ese penal en un acto que estuvo presidido por el alcaide de ese centro penitenciario, compañera Jacqueline Elisa Huete.

La Subalguacil María Eugenia Taley Barahona, Jefa de Educación Penal ofreció las palabras de apertura del acto que estuvo revestido de bailes folclóricos y la presentación de cada uno de los platillos de Cuaresma.

 FERIA

Taley dijo: “estamos reunidos aquí para compartir algo muy tradicional de la cuaresma y como parte de la educación penal nosotros esperamos que ustedes (las reclusas) se integren a participar en estas actividades y así mantener vivas las tradiciones”.

Por eso se preparó esta feria de comidas de Cuaresma donde cada pabellón unió esfuerzos para demostrar sus conocimientos gastronómicos.

Los platillos fueron presentados a las autoridades del penal,  entre ellos el almíbar donde una reclusa explicó detalladamente como se elabora ese manjar nicaragüense.

FERIA

Otros platos que elaboraron las privadas de libertad fue pinolillo, pescado frito, sopa de queso, entre otros. También la reclusa Claudia Morales explicó lo que significa la cuaresma, retomando conceptos de las sagradas escrituras.

La interna Xiomara Díaz quien participó en la elaboración de uno de los platillos expuesto en la feria dijo “me siento muy contenta en estar celebrando este tiempo de cuaresma”.

Es recordar la pasión y muerte de nuestro Señor Jesucristo y por eso elaboramos los platillos de esta época de Cuaresma ya que en este tiempo no podemos comer carne”, dijo la reclusa.

Agradeció a las autoridades del SPN “porque siempre nos apoya y al buen gobierno que tenemos como es el Presidente Daniel Ortega y la Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo”.

 FERIA

La reclusa Elisa del Carmen Bermúdez González también agradeció al gobierno sandinista y a las autoridades penitenciarias de Nicaragua en recibir esa educación retomando las tradiciones religiosas previas a la Semana Santa y conocer la gastronomía de la época.

Además –siguió diciendo- “la Cuaresma nos permite entrar a un periodo de conversión, armonía, cambio y unidad familiar y aunque estemos privadas de libertad nosotras tenemos que integrarnos para ser mejor cada día”.

La compañera Jacqueline Elisa Huete Alcaide del penal de mujeres dijo que la actividad que se llevó a cabo con las mujeres reclusas es una más dentro del proceso educativo que se le imparten a las convictas.

 FERIA

Dijo que estas actividades van enfocadas al cambio de conductas, “en la interiorización de todo lo que es la parte educativa formativa de las mujeres que aún en privación de libertad se restituyen los derechos a la cultura, a la recreación, al deporte”.

Esta feria que presenciaron no es más que el rescate cultural donde cada uno de los pabellones pusieron su trabajo en la elaboración de los platillos de cuaresma, ellas se integraron de manera voluntaria”, dijo la directora del penal de mujeres.

 

 FERIA

 FERIA

 FERIA

 FERIA

 FERIA