La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua destacó la información sobre la declaración del sitio histórico San José de Las Mulas este 18 de febrero en la Asamblea Nacional en homenaje a los 23 héroes y a todos los héroes de nuestra Nicaragua siempre digna y libre.

Detalló que son 23 héroes de Juventud Sandinista 19 de Julio que ofrendaron sus vidas por la Patria, en Amor Patrio el 27 de febrero de 1983.

Y precisamente los familiares, las familias, hay madres que están en este plan de vida, hay padres, hay hermanos, por ejemplo: Henry Javier Báez Miranda, 4 hermanos le sobreviven. Su mamá Yolanda con 65 años, y su papá Adolfo Báez con 83. Ahí estaban en la Asamblea Nacional, recibiendo el homenaje de todos los diputados y del Pueblo nicaragüense que admira y respeta a esos valientes hijos de Sandino”, subrayó.

También mencionó al héroe Esteban Enrique Mendoza Hernández, a quien le sobrevive su mamá Rosa Hernández de 70 años y 6 hermanos y también su papá Germán Mendoza de 78 años. “Abrazos a todos, abrazos llenos de admiración, abrazos inspirados en la valentía, el heroísmo, el amor patrio de cada uno de sus hijos”, enfatizó la Compañera Rosario.

Al héroe Estaban Guido Sáenz, le sobrevive su mamá Lucrecia Guido con 72 años. Al héroe Francisco Loáisiga Aburto, un hermano le sobrevive y su mamá Ángela Loáisiga de 70 años, “abrazos a doña Angelita”.

La Compañera Vicepresidenta señaló que cuando mencionamos todos estos nombres “no podemos olvidar el acompañamiento que les dio toda la vida el querido padre y sacerdote, Padre Teo que se entregó a defender el derecho a la vida, al buen vivir de tantas familias, en tantas comunidades humildes de nuestra Nicaragua y que estuvo siempre con los padres, las madres, los hermanos, las familias de San José de Las Mulas, que siempre iba a hacer su misa, allá en la comunidad, esa comunidad que hoy es sitio histórico. Y al Padre Teo que lo tenemos todos en nuestros corazones”.

Héroe MacNery Pérez Miranda, un hermano le sobrevive, y su mamá Lidia Rafaela Miranda Loáisiga de 67 años, “abrazos grandes doña Lidia”.

Héroe César Augusto Balladares Alvarado, 9 hermanos, su mamá Vilma Rosa Alvarado Reyes de 75 años, todos honrando su memoria.

Héroe Carlos José Lacayo Manzanares, le sobreviven 3 hermanos y su mamá doña Olguita Lacayo Manzanares de 63 años.

Ricardo Avilés Montenegro, 5 hermanos le sobreviven y su mamá doña María Montenegro de 80 años.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR: 

Héroe Alfonso Orozco Hernández, le sobreviven 9 hermanos y su papá Alfonso Orozco de 87 años, “lamentablemente su mamá ya está en otro plano de vida, se reunió, se juntó con Alfonso”, explicó la Compañera Rosario.

Héroe Noel Solís, le sobreviven 5 hermanos y su papá Noel Solís con 75 años. Sergio José Granera Barahona, héroe, le sobrevive una hermana Yadira Granera, “abrazos grandes Yadira”.

Un hermano, Obby Castillo, le sobrevive al héroe Geovanny Moreno Castillo. Una hermana, Cecilia Espinoza sobrevive al héroe Mariano Espinoza García. Dos hermanos héroes de San José de Las Mulas, Guillermo Alberto Madrigal Silva y Dolores Gabriel Madrigal Silva, ofrendaron su vida para que vivamos libres, en paz y con bienestar, con nuestros derechos reconocidos y respetados, le sobrevive un hermano, compañero Daniel Madrigal.

Héroe Roberto José Talavera Carballo, le sobrevive su hermana Carmen Talavera. Héroe Saúl Oswaldo Manzanares López, le sobrevive su hermana Cecilia Manzanares.

Héroe Miguel Castillo Castillo, le sobrevive una prima, Raquel Castillo. Héroe Jimmy Antonio Vásquez Garay, le sobrevive un hermano Moisés Vásquez.

Héroe Arnoldo Toruño, le sobrevive una prima Xiomara Narváez Toruño.

Y los héroes Enrique Calderón, Julio César Jiménez y Julio Saballos, que tienen familiares vivos en otros países, emigraron de Nicaragua, no les conocemos, pero de todas formas a ellos también nuestro cariño, nuestro reconocimiento, nuestro respeto, amor y agradecimiento infinito de todas las familias y sobre todo la juventud”.

La Compañera Rosario reiteró que nunca podrá olvidar la imagen de ese cortejo que entraba con los ataúdes en camiones, “y los ataúdes con los héroes y los héroes también que les acompañaban, muchachos y muchachas de juventud que venían haciendo guardia de honor a los 23 compañeros”.

Las familias nos habían mandado una fundamentación que hemos recogido, El primer párrafo habla de la cruenta guerra de agresión promovida por el gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica entre 1980 y 1990, cuántos hijos de Nicaragua perdimos como consecuencia de esa cruenta agresión que nunca volverá”.

Nosotros amamos a Nicaragua y por eso somos libres y por eso vamos adelante con conciencia de Patria y dignidad”, subrayó.

Aquí los compañeros en su propuesta de fundamentación destacan la participación de tantos hermanos y hermanas en la defensa del proyecto cristiano de esta revolución popular que desarrollamos con honra, inspirados por el ejemplo de tanto nicaragüense que había ofrendado su vida antes. E inspirados por el ejemplo memorable de los Generales de Mujeres y Hombres Libres. El General Zeledón que inspiró a Sandino, el General Sandino y todo su Ejército Defensor de la Soberanía Nacional”, reiteró.

Aquí tenemos también lo que los familiares dicen: estos héroes dieron su vida teniendo fe en el pueblo de Nicaragua. Estudiantes, trabajadores y todos los hermanos y hermanas honestas que sabemos sabrán ser fiel al pueblo y a toda nuestra Nicaragua. Sabrán ser fiel a la fe, a la esperanza, a los héroes inmortales”.

Las tumbas de todos nuestros héroes son volcanes, que lanzan fuego para reducir a cenizas la injusticia, la corrupción, la traición, el oportunismo y el tráfico con la Patria, volcanes que lanzan luz”.

Luz que ilumina y llena de esperanza a todo nuestro pueblo en tanto programa de solidaridad, de fraternidad, de cristianismo que llegan a todas partes como una muestra de lo que somos y lo que es este proyecto de bien común, de lucha decidida contra la pobreza”.

La Compañera Rosario Murillo anunció que en los próximos días se darán a conocer nuevos anuncios sobre este episodio, uno más, entre muchos episodios heroicos, en una historia completa de heroísmo y de entrega en amor a la Patria y de vida buena como la que hoy tenemos, de paz que sabemos defender porque nos cuesta tanto y de dignidad y decoro nacional, de soberanía nacional que significa todo para nosotros”.