La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua, informó que este lunes se están dando los últimos toques al Plan Nacional de Lucha contra la Pobreza para Seguir Cambiando Nicaragua.

Explicó que “se le están dando los últimos toques a las versiones, porque hay una versión muy densa, muy grande y una versión más sencilla, más explicativa del Plan Nacional de Lucha contra la Pobreza para Seguir Cambiando Nicaragua para seguir avanzando hacia el buen vivir, desde el buen vivir, desde la buena conciencia entre familias y comunidades, con gran amor, amor a Dios, amor a la Patria, amor entre nosotros y en esperanzas victoriosas”.

Detalló que se van a presentar una parte de este avance, de los planes, esta semana, “sobre todo en las áreas de avances, de acuerdo a las necesidades más sentidas de las familias, como la vivienda, por ejemplo”.

Las calles, para mejorar la circulación, la viabilidad en barrios, en comunidades, las carreteras, los caminos. Los puentes que deben reconstruirse después de los dos huracanes que padecimos sin culpa alguna, porque los pueblos pequeños y frágiles como el nuestro, los países pequeños y frágiles como el nuestro reciben las consecuencias de un cambio climático que no hemos provocado, y por eso decimos Justicia y Reparación.

Y vamos a avanzar en la construcción de más y más espacios deportivos, estadios en todo el país, espacios recreativos, más parques, espacios para el comercio, la economía creativa, la economía familiar”, resaltó.

También hizo mención de los hospitales, “prioridad número uno, los centros de salud, las casas maternas, todas las escuelas, todas las universidades que se están abriendo con más de 150 carreras para los hijos de los campesinos, para los hijos de los productores, para los hijos de la gente noble, buena, valiosa, luchadora de esta Nicaragua bendita, digna, fraternal, solidaria, siempre libre.

Además, el plan contiene 24 estrategias productivas en desarrollo. “Vamos a estar explicando también como esas 24 estrategias representan lo que todos queremos: trabajo y avances hacia el buen vivir, porque seguimos cambiando Nicaragua y lo mejor es que lo hacemos todos juntos, con conciencia de la valentía de cada nicaragüense, mujer, varón, y de cada nicaragüense de todas las edades, los que nos toca trabajar duro, los que nos toca estudiar duro, todo según el momento que vivimos en nuestras existencias particulares, pero todos con el sueño alcanzable, realizable, de estudiar, emprender, trabajar y prosperar”.

Porque eso es lo que merecemos, como seres humanos, pero además ese es el amor al prójimo, ese es el derecho que debemos reconocer y respetar todos, el derecho a la vida con bienestar, el derecho a la vida fraternal, el reconocimiento de la dignidad de todos los seres, de cómo debemos trabajar duro para avanzar, prosperando y alcanzando ese desarrollo humano que es la vida con bienestar, con derechos que queremos, que merecemos, y más este pueblo nuestro que nos llena de orgullo cada día en la medida en que más conocemos de la experiencia valiente, valerosa, valiosísima de las familias nicaragüenses en todas partes, cada día crece la convicción de que tenemos que trabajar con velocidad máxima, digo avanzar con velocidad máxima en todos los propósito que nos lleven a ir adelante, sin atraso, sin ese odio que tanto nos destruyó, que debe desaparecer de los corazones”.

La Compañera Rosario reflexionó que con odio nunca más. “Tenemos que vivir como hermanos, con seriedad, con responsabilidad y con amor cristiano. Amor a Nicaragua es amor al prójimo, amor cristiano y que nunca más se despliegue como se desplegó en tiempos recientes ese odio inhabilitante, ese odio discapacitante, ese odio desgraciadamente criminal, destructor, ese odio que nos atrasa, que nos atrasó y nos atrasa tanto, pero nos conocemos y sabemos que Dios nos ha bendecido con un amor a toda prueba, un amor que todo vence, y aunque nos atrasaron, ni pudieron, ni podrán por supuesto, acabar con la energía victoriosa del pueblo nicaragüense”.

Ese es nuestro tesoro, ese es nuestro principal tesoro, patrimonio de este pueblo grandioso, glorioso, digno y libre, esa energía luminosa, indetenible, imbatible, invencible que tenemos para trabajar, avanzar y para alcanzar poco a poco, trabajando con una velocidad y un ritmo especial, pero avanzar poco a poco en todo lo que represente bienestar. Avanzar hacia el bienestar que es lo que queremos, avanzar hacia la vida digna que es lo que merecemos, avanzar para erradicar la pobreza, que es lo que todos nos planteamos como propósito de bien común, cristianos y solidarios”, finalizó.