La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua informó que este lunes 25 de enero marca el inicio de una semana de más y más trabajo, de más y más lucha decidida contra la pobreza.

Ya vamos a la cuarta semana de este mes de enero. Y la próxima semana iniciamos el año escolar en esperanzas victoriosas”, comentó.

Tercera semana esta. Fragancias inaugurales, amor intenso, lealtades inequívocas en esta Patria de Paz y porvenir para todos y por el bien de todos. Y vamos adelante con gran espíritu y vamos adelante para seguir cambiando Nicaragua porque todos queremos la vida buena, segura estable digna, justa y en ruta de prosperidad, de esperanza, de derecho, de esos derechos que todos merecemos”, remarcó.

La Compañera Rosario Murillo destacó que “son caminos de encuentros los que recorremos. Encuentros por el bienestar de todos, para mejorar la vida de todos. Avanzando consientes de los desafíos de este tiempo para todo el mundo, los desafíos para la comunidad planetaria, para nuestra Nicaragua.

Y todos los días trabajamos duro con confianza en Dios, para organizar cada vez mejor nuestras tareas, nuestras acciones, nuestros programas de lucha intensa, decidida, indetenible contra la pobreza, y con una vida con bienestar para todas las familias sin exclusión”.

En este sentido, destacó que “nos sentimos, estamos unidos por el bien común, en unidad para todas las victorias de la hermandad, de la fraternidad, en unidad de todos, personas de todas las edades. Entre familias, entre comunidades que luchamos y queremos una Patria donde las luces de la celeste esperanza, de la celeste y victoriosa esperanza que nos marcaba, que nos señalaba nuestro gran padre, maestro mágico Rubén Darío. Las luces del trabajo para prosperar, del emprendimiento, nos alienten, nos animen más y más a todos”.

Hizo un llamado a que “cada vez más nicaragüenses sepamos valorar y agradecer a Dios por todas nuestras bendiciones y en particular por el alma buena, noble, generosa, bondadosa, leal a la Patria de las mayorías de los nicaragüenses que tenemos confianza en Dios, que sabemos agradecer a Dios por nuestros valores culturales, familiares, cristianos y solidarios.

Y es desde esos valores que trabajamos día a día. Desde esos valores que construimos paz y bienestar como familias cristianas y solidarias, reiteró.

Añadió que es “incansable es nuestro esfuerzo, infatigable nuestro trabajo para crear, recrear, fortalecer de la mano de Dios, vida, luz, verdad y avances del buen vivir en toda la Patria Libre y Soberana, en elevada conciencia de nuestros deberes y derechos como hermanos, como gran familia nicaragüense, como persona, como familias de buen corazón, con legítimo sueño y aspiraciones que solo pueden realizar en unidad. Y en unidad por el bien común, y en unidad para salir de la pobreza, paso a paso, porque eso es lo que todos queremos, salir de la pobreza, una vida material justa, digna, pero además solidaria, cristiana por supuesto legítimo sueño y aspiraciones de las mayorías de nicaragüenses”.

Construimos paz, avances en la lucha contra la pobreza todos los días en todos los campos, en todos los espacios, en todas las formas de organización social, desde un modelo que es de protagonismo de cada persona, familia, comunidad, que es incluyente, que es nicaragüense por gracia de Dios. Modelo Soberano, modelo de esta Nicaragua libre, bendita, de todos. Esta Nicaragua nuestra, bendita, digna y Nicaragua de todos”.